Supervivientes es uno de los reality más sonados del momento y también se puede considerar como uno de los más igualitarios, es sin duda un trampolín que ayuda a sus participantes a llegar a la fama, en las primeras semanas pueden obtener gran apoyo.

Pero conforme pasa el tiempo, no solo el físico y la resistencia de cada participante atrae, cada uno de ellos comienza a tener espacios para contar aspectos un tanto más íntimos de sus vidas y esto también les ayuda a ganar puntos, ejemplo de ello es Rocío Flores, la nieta de rocío Jurado.

Rocío ha estado revelando cada vez más detalles personales, incluso ya confesado la verdadera razón que la impulsó a participar en supervivientes, dijo que todo se debe a que la imagen que se ha mostrado de ella en la televisión no es la verdadera.

Se ha visto a Rocío cansada de la situación que ha tenido que vivir, todo lo que se ha dicho sobre su persona, así que ha dicho sin miedo que no es como la pintan. Ha afirmado que tiene carácter cuando es necesario pero por ello no le ha faltado el respeto a alguna persona, nadie puede cambiar sus valores.

Ella respeta las opiniones de los demás, incluso ha dicho que lleva mucho tiempo aguantando y que ha tenido que hacerlo en su casa, han dicho que ella es ejemplo de violencia y que si le compara con Dakota, esta última es un cordero. 

Rocío ha dicho que ha callado por mucho tiempo pero ya no aguanta más y ha decidido mostrarse tal y como es. Todo apunta a que ella está consciente de lo que se dice públicamente de ella y no ha tenido temor de expresarlo a todos los demás participantes.

Pero rocío tiene otras cosas contra que luchar además de su pasado, en la isla va contra varios de sus compañeros como Nyno y Ferré, las discusiones son cada vez más frecuentes, aunque para esto ella tiene el apoyo de José Antonio Avilés, los dos y también Fani son un equipo con el objetivo de desestabilizar a los chicos, siendo Nyno y Ferré los más afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here