Desde el inicio de Supervivientes 2020 se han generado grandes momentos que permanecerán en la mente de los seguidores de este reality. Uno de ellos es cuando la actual pareja de Ortega Cano ha dejado bien claro en comentario que hizo que no sintoniza muy bien con Rocío Carrasco la hija de su marido y de su nula relación con ella.

La diseñadora con caracter docil ha sido muy firme en realizar esta afirmación y ha traído a la isla un conflicto de índole familiar. Por otro lado Ana María Aldón ha ganado la estima de muchas personas por su comportamiento en Supervivientes 2020, se especula que la admiración por parte de los espectadores se debe a que no es una persona muy pública y se muestra muy espontánea en todas sus apariciones.

Ana María está dispuesta a sacar las uñas si alguien toca a su familia, la mujer del torero puede mostrarse más agresiva de lo que parece. Esto ha sido demostrado en las conversaciones donde ha salido a salir su familia y siempre ha sido tajante en las respuesta que ha dado a los demás participantes.

Es importante recordar que Gloria Camila y Ana María vivieron momentos tensos en el pasado, pero después de aclarar las cosas limaron asperezas y ahora son inseparables. Es por eso que la diseñadora intenta poner cuidado al momento de hablar de la hija de su esposo e incluso se poner nerviosa.

En una declaración que hizo Ana María obvio mencionar a Rocío Carrasco lo que dejó en evidencia la inexistente relación que tiene con ella. Al ser asediada por el presentador le pidió que cambiaran de tema aludiendo que no quería que nadie fuera de la isla se sintiera mal por alguna declaración realizada por ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here