maria-jimenez-bertin

Después de salir de un delicado estado de salud donde María Jiménez permaneció casi dos meses internada en la Unidad de Cuidados intensivos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, luchando por su vida, al final logró recuperarse y ahora está viviendo una segunda oportunidad que no piensa desaprovechar.

Definitivamente María Jiménez se llevó todo el protagonismo de Mi Casa es la Tuya este viernes donde pudo reencontrarse después de mucho tiempo con Bertín Osborne. Aunque no es la primera vez que esta excelente actriz visita este programa y a su presentador, la última vez que se vieron fue en el verano pasado cuando aún estaba convaleciente. La preocupación por su estado de salud era bastante grande y ahí fue cuando vino el reproche.

María Jiménez le reclamó a Bertín Osborne que en todas las televisiones anunciaban que le quedaban pocos minutos de vida y que había aprovechado para poner el programa mamones. Esto lo hizo haciendo gala a su gran sentido del humor y sacando a la luz la gran personalidad que la caracteriza. Bertín alcanzó a responder que no estaba previsto pero a ella no le convenció para nada la respuesta.

A María Jiménez después de su renacimiento se le nota una vitalidad nunca antes vista, se la pasa rodeada de amigos y familiares y está en plena forma. Ha demostrado nuevamente en televisión que tiene muchas ganas de vivir y que pudo reponerse a pesar de la terrible situación de salud en que la puso la vida.

María ha dicho en Sábado Deluxe que había llegado muerta al hospital, logró resucitar y que ahí estaba nuevamente. Dío unas palabras de aliento a su familia que según ella fue la que llevó la peor parte. Su hijo Alejandro Sancho siempre mostró mucho optimismo en relación al delicado estado de salud de su madre y en el programa de Bertín Osborne ha podido expresar todo el amor que siente por su madre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here