En la décima emisión del 11 de Febrero de la Isla de las Tentaciones, los participantes se reencontraban con sus respectivas parejas en la hoguera final. Fiama Rodriguez llenó de reproches a Álex Bueno quien no paró de disculparse esperando poder retirarse con Fiama, lo que al final ocurrió pero con una novia poco conforme al enterarse de que no existía ningún plan con Julián y tampoco le había pedido que la cuidara.

Fiama esperaba que Álex le aclarara todo antes en el reencuentro. Él fue el primero en llegar a la última hoguera quien afirmó que tenía miedo de perder su vida, pero que ya tenía una decisión tomada y esperaba que Fiama también la tuviera. 

Tras un encuentro frío por parte de la pareja Aléx pidió a Fiama permiso para abrazarla a lo que ella le respondió que primero quería explicaciones. Posteriormente empezaron a hablar sobre el supuesto pacto con Julián y la petición de Alex que la cuidara en su ausencia.

Álex le dijo a su novia que le dolió mucho que creyera todo lo que estaban diciendo y Fiama le reprocho que hablara con Julián y no se lo contara. Fiama le reprocha que se tuvo que comer que la pusieran en duda y que él se fuera muy tranquilo a su villa sabiendo que tenía un buen vigilante.

Fiama lo acusó de ser muy inseguro y eso los lleva a la calle de las amarguras. Un amigo de un amigo de Álex entraría y este se la arregló para pedirle que cuidara a Fiama. El novio arrepentido afirmó que a veces las buenas intenciones pueden terminar en terribles resultados.

La reconciliación estaba más cerca de lo que se pensaba

La pareja pudo observar las imágenes donde Fiama compartía la cama con Roy después de enterarse la traición que había cometido Álex. Al ver estas imágenes por primera vez Álex dijo que si las imágenes fueran de él seguramente le dan el pasaporte. Fiama afirmó que Roy le ha brindado un gran apoyo y que es una persona que merece un 10. Pero a pesar de todo Fiama eligió a Álex demostrando amor infinito.

Posteriormente vieron imágenes donde Álex se vistió de mujer y propinó comentarios que no le gustaron para nada a su novia. Álex al ver las imágenes desde otro punto de vista afirmó que se sentía ridículo y estaba avergonzado.

Al final Álex acepto a su novia que tiene inseguridades y le pidió perdón, le dijo que estaba por encima de él y no paraba de cometer errores. Álex admitió que lleva todas las situaciones a un drama y con esto tra daños psicológicos a su novia.

Álex se sinceró con Fiama diciéndole que era lo más grande que tenía y que por esa razón tenía mucho miedo si la perdiera. Estás palabras fueron suficientes para que Fiama cediera y aceptara irse con él. 

Al final del reencuentro Álex se sintió liberado y dijo que ha aprendido a cambiar muchas cosas. Por su parte Fiama declaró a solas a las cámaras que si las cosas no cambian será difícil continuar juntos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here