En una entrevista a Hoy Corazón, Toño Sanchís asegura que el objetivo de Belén es verle en prisión y destrozar su familia

El que fuese representante de Belén Esteban ha concedido una entrevista a Hoy Corazón en la que desmiente haber pujado en la subasta por su casa o conocer a quien pujó.

Toño vivió el día de la subasta con mucho dolor, le da mucha rabia que la casa se la quede Belén, pero que construirá otro hogar con su familia, una casa sin grandes lujos, porque asegura que nunca ha vivido por encima de sus posibilidades.

Afirma que no tiene una cuenta con un millón de euros porque si fuese así habría pagado el dinero para que no le quitasen la casa, y matiza que puede que haya facturado en toda su vida más de ocho millones de euros, pero que eso no significa que, después de los gastos, haya obtenido esos beneficios.

Explica Toño que intentó llegar a un acuerdo con Belén para evitar perder la casa, pero que ella rechazó todo porque su obsesión era quitarle la casa porque pensaba que era una humillación para él.

A pesar que ha necesitado ayuda médica, porque tiene un bloqueo emocional y ni siquiera puede llorar por este motivo, sus abogados creen que puede estar satisfecho porque ha cubierto la hipoteca y ha pagado la deuda con Belén – 380.000 euros- salvo las costas.

Toño y su mujer han interpuesto varias demandas ya que consideran que se ha vulnerado la intimidad y el honor de su familia, y puntualiza que su matrimonio nunca se ha tambaleado, ya que su esposa ha entendido perfectamente que todo le ha ocurrido por fiarse de quien decía ser su hermana y le engañó.

Además, quiere recordar que él no era ni su gestor ni su administrador, y que los problemas con Hacienda de Belén empezaron mucho antes de ser su representante.

Cuenta Toño que Belén estaba obsesionada con él – aunque no cree que estuviese enamorada- que le llamaba a todas horas sin importarle que él tuviese una familia, y reconoce que tan metido de lleno en su vida que se creía todo lo que decía, de ahí su gran error: no poner por escrito que su comisión era del 30%. Sólo lo acordaron verbalmente porque pensó que entre hermanos no hacía falta nada más.

Asegura que fue él quien estuvo a su lado en todo momento ayudándole a superar su adicción, y que su desintoxicación fue muy dura para ella pero también para él.

Explica que fue en GH VIP cuando se dio cuenta de cómo era Belén en realidad, capaz de inventarse una enfermedad o insinuar adicciones de terceros. Entonces, empezó a tomar distancia en su relación personal, decisión que, unida a la aparición de su futuro marido, tuvo como consecuencia todo lo que ha venido después.

Afirma Toño que hay personas del entorno de Belén que le apoyan a él y que si Belén supiera qué persona de su entorno más cercano le ha llamado «para decirme que saben cómo es ella y que están a mi lado, se quedaría muerta».

Sobre su relación con su futuro marido, Toño cree que Belén no es feliz, y que por eso repite tanto que son felices, para autoconvencerse.

Belén ha anunciado su intención de iniciar un procedimiento penal contra él, y Toño asevera que esa es la verdadera Belén Esteban, vengativa y rencorosa, que es feliz intentando meterle en la cárcel. Afirma que ése ha sido su objetivo desde el primer momento, verle en prisión y destrozar su familia.

Por último, deja algo en el aire que nos deja a todos cavilando: dice que prefiere no hablar sobre la reconciliación entre Belén y Dani DJ porque en menos de un mes se casa, pero invita a los protagonistas a que cuenten cómo fue esa reconciliación .

Comentar

Comentarios