El enorme éxito del programa “Las Campos” ha propiciado que ocupen esta semana la mayor parte de las portadas de las revistas.

En Diez Minutos, la protagonista es Terelu Campos, que ha concedido una entrevista desde Málaga, su ciudad natal, mostrando su felicidad por la extraordinaria acogida que ha tenido el programa: “estoy tremendamente agradecida a todas las personas que se sentaron frente al televisor para arroparnos en pleno mes de agosto” dice.

Reconoce Terelu que, tras la emisión de “Las Campos”, no pudo conciliar el sueño por la angustia de pensar que no hubiese funcionado. Pero, la audiencia superó las expectativas y el temor se convirtió en felicidad.

Cuenta Terelu que a su hija Alejandra le gustó mucho el programa – además le encanta Aless Gibaja, que participó en la tertulia posterior- y que no le da vergüenza que le haya escuchado hablar de novios o de que no se atreve a desnudarse ante un hombre “Alejandra tiene 16 años y vive en el mundo (…) me preocuparía que se avergonzara de que yo fuese una ladrona, una mala persona o mala compañera”.

Es más, asegura que cuando se ponga otra vez en forma, hará otra portada de Interviú. Sobre ese tema, el de sus kilos de más, confirma que aún le queda casi un año de tratamiento, y que el hecho de haberle provocado una menopausia, ha motivado que su metabolismo se haya parado. En todo caso, anuncia que lo veremos todo en el segundo programa, explicado por una doctora experta en la materia.

Insiste en que esta segunda entrega nos va a gustar aún más, que va a ser más divertida, aunque también reconoce que no lo ha visto terminado. A ver qué resulta, porque de un montón de horas de grabación no siempre se selecciona lo que pensamos. Le encantaría – como a nosotros- que hubiese más entregas, algo que sería más que posible si este segundo programa funciona como el primero.

No le da importancia al polémico artículo de Jorge Javier Vázquez sobre “Las Campos”, ya que Terelu cree que no hay mala intención y que conoce muy bien su forma de escribir y su sentido del humor.

No quiere tocar el tema de su relación con el servicio de la casa “no es mi intimidad, es la de ellos y eso sobrepasa mis límite. Son cosas entre nosotros y no me corresponde a mí decir nada de personas que no soy yo”. Y de paso, puntualiza que en el día a día, cocina ella “ahora, un puré de verduras o un lenguado a la plancha, eso lo hacen ellas” pero que si tiene una cena en casa, la cocina es cosa suya, y que la compra también la hace personalmente.

Seguimos pues conociendo mejor a madre e hija, y esperamos que se decidan no sólo a encargar nuevas entregas de “Las Campos” sino a emitir si no todo, la mayor parte del material que hay grabado. El éxito está asegurado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios