Terelu Campos cumple 50 años y concede una entrevista a la revista Semana en la que habla sin tapujos y a corazón abierto, de su salud, del amor y de su profesión. Poco podía imaginar la presentadora, que después se tendría que enfrentar al duro golpe de perder a su tía Araceli, como una hermana mayor para ella, y cuando parecía haberse recuperado del cáncer que padecía.

Lo primero que deja claro Terelu es que ha logrado aceptar sus kilos de más, un aumento de peso que es debido a las circunstancias por las que atraviesa “un tratamiento que a cada cual le sienta de una manera, pero es imprescindible para estar viva, que es la prioridad”. Son unos efectos secundarios que al principio le costó asimilar, pero que ahora ha relativizado, pues le permiten vivir como una persona normal. “Me trae sin cuidado ser o no sexy, mi prioridad es estar viva”.

Las pruebas que le realizaron en julio salieron bien, y le quedan otras para octubre. Reconoce que con esta enfermedad “nunca vuelves a estar tranquila” pero que cada año que pasa, vas ganando terreno.

CON T DE TARDE

Terelu en “Con T de Tarde” rodeada por Lolita Flores, Arturo Tejerina, Marian Conde y Antonio Albert.

Sobre su situación laboral, colabora en “Sálvame” dos o tres días por semana, y el sabado y domingo en Qué Tiempo Tan Feliz, pero admite, más sincera que nunca, que esto no es suficiente y que le gustaría conducir un programa. Su mejor etapa fueron los siete años que estuvo presentando “Con T de Tarde” en Telemadrid, así que es comprensible que sienta que su actual papel no le hace justicia. Valora mucho los espacios publicitarios que tiene en televisión “la publicidad es importantísima y la cuido mucho, me gusta que los clientes estén contentos y me digan que soy muy buena prescriptora”.

Ya metida en temas laborales, opina sobre Rosa Benito: “en justicia, hay que decir que Rosa no se ha ido. Por circunstancias internas de la cadena en las que no entro, le dijeron que no podía seguir”. A Terelu le parece muy bien que Rosa se haya buscado la vida “muy honradamente” y que sea feliz, aunque la echa de menos. Sobre las declaraciones de Amador Mohedano en las que recordaba que no era hermana de Rocío Carrasco, la presentadora no quiere pronunciarse “porque él no existe en mi vida y espero no existir en la suya” y deja claro que su relación es con Rocío, no con él.

En lo más personal, afirma que su madre, junto con su hija y su hermana, es lo más grande de su vida. Por cierto, que actualmente Terelu se encuentra lidiando como puede con la adolescencia de su hija Alejandra, de 15 años.

En lo sentimental, es realista “Tengo mi pareja con Jose en estos momentos y he pasado días mejores y peores”. Reconoce que convivir “es complicado” y que conviven unos días sí y otros no, porque así lo han decidido. “No voy a pintar un cuento de hadas, porque no creo en ellos”.

Aún así, la presentadora asegura estar en un momento tranquilo de su vida y convencida de que los 50 le van a traer “cosas muy buenas”. Seguro que será así, Terelu.

Imagen de Con T de Tarde: web de Antonio Albert

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios