Han sido testigos los propios periodistas.

Rosa Benito salía del hospital donde se ha estado recuperando este fin de semana de la hemorragia que le produjo un cateter que le introdujeron debido a una obstrucción renal. Preguntada por los periodistas sobre cómo estaba llevando Rosario el no poder estar con su hijo, Rosa contestó que lo llevaba mejor gracias a las videollamadas, y la propia reportera pudo ver a Amador cambiando pañales.

El propio Amador afirmó después que estaba como loco con su nieto y que era su ilusión y su vida, y confirmó que el padre puede venir a verlo cuando quiera sin que nadie se lo impida.

Estas circunstancias les han impedido viajar a Chipiona para acudir al 3º día internacional de Rocío Jurado. Allí, todos han hecho piña con Rosario.

José Ortega Cano ha comentado que la joven se encuentra un poco mejor “pero no dejan de pasarle cosas” y Gloria ha reconocido que su hermano y su cuñada no están bien “no se puede estar bien cuando tu hija lo está pasando muy mal”. Su marido, José Antonio, fue más allá, afirmando que Antonio Tejado no querría tanto a su sobrina cuando la ha cambiado por otra tan pronto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios