Paco Marsó ha abandonado la clínica en la que ha estado ingresado a consecuencia de una infección en un pie.

El ex marido de Concha Velasco ha asegurado que se encontraba estupendamente y que ha recibido el apoyo de su ex mujer y de toda su familia y amigos, y la visita de sus hijos.

De boda no quiso hablar a los periodistas, y dudamos mucho que vaya a producirse finalmente ese acontecimiento.  Cuando le preguntaron por sus deudas, contestó “el que no deba nada, que levante la mano”.

Al parecer, su seguro de ASISA no había sido renovado y han sido sus hijos quienes se han hecho cargo de la factura de la clínica.

La situación económica del empresario teatral sigue siendo muy precaria debido a sus deudas, y podría tener parte de sus cuentas embargadas. De hecho, utiliza sus apariciones televisivas para cubrir alguna de esas deudas.

Comentar

Comentarios