Tensa, muy tensa la situación que se vivió en Sálvame Deluxe este viernes, juntando a Suso y Raquel con un supuesto amante de la cacereña.

El catalán no tiene ninguna duda sobre las infidelidades de Raquel mientras él estaba en la casa. Y decimos infidelidades, en plural, porque a Alberto, empleado de la “Posada de las ánimas” en cuya casa se quedó la chica durante unos días – aunque ambos aseguran que sólo como compañeros de piso, que no hubo nada más-  se le unió en el Deluxe un cuarto elemento.

Oscar-Raquel-Suso-Gran-Hermano_MDSVID20151128_0004_10

Se trata de Óscar, colaborador de el Debate de Gran Hermano, que asegura que se acostó con Raquel la noche en que se conocieron. Mostró incluso conversaciones de wasap que, según ella, están sacados de contexto. La chica se desesperaba jurando y perjurando que todo era mentira, pero estaba realmente afectada y se vio avasallada por la verborrea de su supuesto amante.

Mientras, Suso permanecía impasible y en silencio, y cuando le preguntaron fue claro y rotundo: cree totalmente a Óscar y a todo aquel que le diga que Raquel ha estado con él: “Te creo totalmente, Raquel me ha hecho mil de éstas” dijo, y añadió que por eso no se la creía cuando entró repescada, sabía que sus “te amo” eran falsos. Eso sí, le dijo a la cara a Óscar que no le parecía bien que saliera contándolo y pasando por caja, pero es lo único que le reprochó Suso.

A Suso sí le enfadó un vídeo en el que Óscar y Raquel cantaban “¡Suso ganador!”. Al “obrero del amor” le pareció que se estaban mofando de él, pero Raquel lo negó, aseguró que lo dijeron porque creían de verdad que Suso tenía que ganar el reality, pero nada de lo que dijese la chica esa noche parecía ser digno de crédito.

Raquel se quedó realmente hecha trizas, y aceptó someterse la semana que viene al Poligrafo. Toda una prueba de fuego para ella, a la que también acudirá Suso.

Comentar

Comentarios