qmd sofia

Nos ha alegrado mucho ver en la revista Qué me dices a una Sofía Cristo muy recuperada y ya en casa de su madre.

En una entrevista concedida a Miguel Temprano, la joven cuenta que va diariamente a terapia y una semana al mes la pasa en la casa tutelada de Barcelona, pero está encantada de que el resto del tiempo sea su madre, Bárbara Rey, la que la cuide y vigile.

Asegura que poco a poco está recuperando su vida, que madruga, desayuna fuerte y hace deporte, aunque sigue teniendo restricciones. Por ejemplo, le han devuelto el móvil pero con solo seis contactos, entre los que están sus terapeutas y su madre.

Respecto a su futuro, le gustaría volver a trabajar como DJ “la música me da la vida. Volveré a mi trabajo pero sin una gota de alcohol. Eso de la noche un poco de miedo nos da, pero seguro que nos demuestra que es una mujer nueva.

En otro orden de cosas, la protagonista de la entrevista de Kiko Hernández de esta semana es Raquel Morillas, que reconoce que no ha superado ni superará las secuelas psicológicas del accidente que la he llevado al quirófano en diez ocasiones y que le ha dejado sin vista ni oido en el lado izquierdo “llevo fatal ver imágenes mías de antes del accidente. Me dicen que estoy fantástica, pero mis padres y yo sabemos cuál era mi cara de antes”.

Tras su ruptura con Noemí Hugría, cayó en la adicción al juego. Cuenta que le relajaba y le hacía desconectar del mundo “la ruleta me tenía enganchada. Me gasté 12.000 euros en dos meses”.  Ella misma se dio cuenta de su problema y se prohibió la entrada a los casinos.

Asegura que está muy contenta porque tiene todo: pareja, amigos y trabajo -es ayudante del director de una empresa de tratamientos de agua-  y reconoce que no se pierde un Deluxe “sigo la tele, pero desde casa”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios