Puede que Isabel Pantoja haya salido reforzada de los ataques de Jorge Javier Vázquez en Telecinco.

Y pensar que todo fue porque, hablando Isabel en El Hormiguero sobre su perrita Sissi, dijo que la quería por encima de todo “aunque viniera de donde vino”. La perrita se la regalaron en Sabor a Ti, el programa que presentaba Ana Rosa Quintana en Antena 3, pero el encargado de entregársela fue Jorge Javier, que se tomó realmente mal el comentario y soltó de todo por su boca al día siguiente en Sálvame.

Pero, lo que no ha gustado tanto ha sido que Jorge Javier enseñase los whasapp que la tonadillera le mandó durante años, para probar la amistad que había entre ellos. El presentador reconocía sentir vergüenza al leerlos, porque se daba cuenta que estaba rendido a sus pies, como una admirador frente a su ídolo.

Isabel hasta le avisó cuando iba a nacer su nieto, le hablaba de temas judiciales, le pedía consejos y hablaban por teléfono durante horas. Incluso le llegó a decir que si le aconsejaba que dejase a Diego Gómez, lo dejaría.

Pero, los mensajes se enfriaron y cesaron definitivamente cuando entró en prisión. Tanto Jorge Javier como los colaboradores de Sálvame interpretan que lo que buscaba la artista es que el presentador intercediese por ella en la cadena y le consiguiese un caché lo más alto posible para participar en Supervivientes. Buscaba también un cómplice que pudiese ponerse de su parte en un momento dado y también que tratasen bien a su hijo en Sálvame.

Eso sí, sus compañeros, especialmente Mila Ximénez, se sorprendieron cuanto menos al saber que Jorge Javier les había estado ocultando durante años su relación tan estrecha con la tonadillera.

De todas formas, Jorge Javier ha vuelto a renovar su contrato con Telecinco, desmintiendo a los que pensábamos que iba a dejar Sálvame e incluso sosteníamos que se iba a tomar un año sábatico o dos. Queda mucho tiempo para un reencuentro entre el presentador y la cantante. Esta polémica podría subir astronomicamente el caché que cobraría ella por esa hipotética entrevista y al mismo tiempo dispararía su audiencia. Vamos, que todo puede venir bien en un momento dado .A ambas partes.

En cuanto a su regreso a los escenarios, el sábado pasado, 10.200 personas llenaron al completo el Palacio de los Deportes de Madrid. 80 músicos y 25 coros acompañaron a Isabel durante tres horas de concierto nada menos. El público, entre los que estaban famosos como Carmen Lomana, Lydia Bosch, Hiba Abouk o Soraya Arnelas, salió fascinado, y ésta última comentó que esa noche “quedaría dentro de la historia de la música y dentro de unos años podré decir que estuve ahí”.

En primera fila estaban sus hijos, su madre y sus hermanos. Uno de ellos, Juan, acompaño a la guitarra los temas flamencos del concierto.

Su entrevista en El Hormiguero despertó simpatías tanto por mostrarse cercana como por no haber cobrado, algo que ha sido un golpe de efecto muy positivo.

La realidad es que Isabel Pantoja es demasiado buena artista como para que muchos aficionados a su género musical renuncien a disfrutar de un concierto suyo. Es un espectáculo grandioso verla en el escenario y hay mucho público dispuesto a perdonar, olvidar y lo que haga falta.

De todas formas, veremos cómo resultan sus próximos recitales, que serán en el Festival de Viña del Mar de Chile, en Barcelona y en Sevilla.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios