Rosa Benito ha hecho visible algo tan importante como las mamografías. Además, la pasada semana, abrió su corazón en el programa “Viva la Vida”.

Lo ha vivido muy de cerca, y por eso, Rosa Benito está especialmente concienciada en la importancia de las revisiones médicas para la detección precoz de enfermedades como el cáncer. Así que, ha predicado con el ejemplo, que es lo mejor que puede hacerse, y ha compartido una fotografía en las redes sociales sometiéndose a una mamografía, con el siguiente texto:
 

En el programa “Viva la Vida” de Telecinco, que conduce cada fin de semana la periodista Toñi Moreno, la ganadora de Supervivientes 2011 se mostró más sincera que nunca.

rosa-benito-2

El día anterior había tenido lugar el homenaje a Rocío Jurado que se llevó a cabo en Chipiona con motivo del duodécimo aniversario de su fallecimiento, un acto que para Rosa es muy bonito porque “dentro del dolor, ves que la gente la sigue queriendo y no la olvida”.

Era inevitable hablar de las ausencias de ese día. Sobre la de Amador, explicó que Gloria Mohedano le había confirmado que su hermano no iba a ir y que prefería que fuese Rosa. De hecho, ésta afirma que a su ex marido estas cosas “le pueden” y que no va nunca al cementerio “era yo la que ponía flores” al igual que le ocurre con los hospitales.

Respecto a la ausencia de Rocío Carrasco, afirma que si se ha querido apartar, lo respeta, pero “no conoce a mi nieto de 2 años y me pregunto por qué, no le hemos hecho nada que yo sepa”.

Recuerda que ella quiere a Rocío, que con Rosario se lleva bien y que la familia no está rota “todos nos queremos, yo no le he hecho nada a Rocío y si le he hecho algo hay un teléfono y se descuelga”. Asimismo, como ya dijo en otra ocasión, deja claro que si Rocío la necesita “yo estaré allí”.

Niega Rosa que las desavenencias tengan que ver con el reparto de la herencia “se ha cumplido la voluntad de Rocío Jurado, lo que dejó ella escrito, y ya está”.

Sobre Amador, asegura que no siente rencor, pero que en su momento tuvo mucho rabia “había visto cosas que me habían dolido mucho. Se me rompió una vida que yo tenía hecha” y reconoce haber hecho cosas de las que se arrepiente “pero que me sirven para no volver a hacerlas”. Aclaró que nunca quemó las alianzas en directo, que fue un paripé que hizo porque se lo pidió el director del programa, pero mostró a Toñi que las alianzas las lleva en el dedo “porque son parte de mi vida”.

Ahora, Rosa ha aprendido a mirar los extractos bancarios y se ha vuelto una experta. Cuando estaba casada, nunca manejó ni una tarjeta de crédito “el dinero se lo pedía a Amador”.

Hubo también tiempo para la nostalgia. Rosa Benito lloró recordando a su madre, a la que echa mucho de menos, y contando lo importante que es para ella su hermana, eso que cuando nació la tenía un poco de “manía” porque su madre trabajaba y tenía que cuidarla.

Por último, dejó una puerta abierta a retomar su amistad con Mila Ximénez, pidiendo que no pongan cosas del pasado, que no se remuevan viejos asuntos “estoy luchando por estar en paz y ser feliz” y rompió una lanza por su ex compañera afirmando que la cadena tenía que haber desmentido mucho antes que hubiese habido trato de favor con Mila en Supervivientes “hay que hacerlo en el momento y no diez días después”.

Comentar

Comentarios