La entrevista que Antonio David Flores concedió la pasada semana a la revista Lecturas va a tener consecuencias.

En la entrevista, Antonio David cargaba duramente contra Rocío Carrasco, acusándola de no prestar atención a sus hijos, de estar más pendiente de Fidel que de ellos y de haber gestionado “de manera penosa” la enfermedad de su hijo David.

Asegura Antonio David que era la tata del niño la que lo llevaba a las revisiones, que Rocío le ha tenido sin audífonos mucho tiempo, lo que le ha causado problemas e incluso que no le le llevó a que le hiciesen una intervención en el oído.

David nació con una enfermedad genética que le ha ocasionado muchos problemas de salud, teniendo que superar dolencias renales, de corazón, y que le afecta a la movilidad, coordinación, audición – de ahí que lleve dos audífonos – y precisa de continuas revisiones. Pero, según su padre, Rocío Carrasco no lo ha asumido.

Afirma que Rocío – y también Fidel – ha jugado muy sucio, hablándole mal a sus hijos de su padre, haciéndoles ver que era casi el demonio “cuando venían a mi casa, veían que lo que les contaba su madre no era real”. Asegura también que Rocío no ha llamado a su hijo para felicitarle su cumpleaños, y que habla con periodistas amigos de cosas que debería callar, atacando a su hija para ir de digna y justificarse, como diciendo “Qué mala hija tengo, qué buena madre soy”.

Concluía Antonio David asegurando que siempre quiso formar una familia parecida a la suya y que ahora “ver a mis tres hijos juntos en la cama es mi sueño cumplido”.

Pues bien, en El Programa de Ana Rosa el periodista Antonio Rossi ha explicado esta mañana que Rocío Carrasco ha puesto una querella penal contra el padre de sus hijos, al que acusa de sacar rendimiento económico de una persona que no está en su plenas facultades.

Se refiere también a la exhibición de imágenes de “una persona que no puede decidir si quiere salir o no” . Además, asegura Rocío que hay un informe médico que atestigua el sufrimiento que le causó durante el embarazo los rumores de infidelidad de su entonces marido.

A este respecto, la periodista Paloma García Pelayo ha corroborado que Rocío Carrasco tuvo que vivir episodios muy duros y desagradables durante su embarazo, dando a entender que pudieron causar la enfermedad del niño.

Sin embargo, Antonio David asegura que su hijo sí tiene capacidad de decidir ahora que ha cumplido 18 años, y esto podría apoyarse en que la minusvalía del chico no ha sido determinada por un Tribunal Médico, algo que no se ha hecho porque sólo suele ser necesario cuando hay que determinar una pensión por minusvalía, algo que en este caso no se precisaba porque David ha sido mantenido economicamente por sus padres.

Qué desagradable todo, la verdad es que ahora una querella es lo último que les falta a estos chicos. ¿Ustedes qué opinan?


 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios