En El Programa de Ana Rosa, han contado por qué Rocío Carrasco ha roto con casi toda su familia, y algunos detalles del enlace.

Será el domingo cuando la revista Hola ponga a la venta el número especial con la exclusiva de la boda.

Entre los 230 invitados, hubo ausencias no esperadas, como la de Rosa Benito, que ha viajado directamente a Chipiona, para estar presente en la procesión de la Virgen de Regla, que se celebraba este jueves, en el marca de la festividad de la patrona de la localidad gaditana. Junto a ella, casi toda la familia, como sus cuñados Gloria y José Antonio, su sobrina Gloria Camila y los hijos de Rocío Carrasco y Antonio David, Ro y David.

Sí acudió a la boda la hija de Rosa, Rosario Mohedano, junto a su marido. Tampoco hizo acto de presencia José Fernando, que sostenía que estaba invitado pero pocos lo creímos. Al final, ha justificado su ausencia argumentando que, con todo lo que se estaba diciendo de él, no quería restar protagonismo a su hermana y a Fidel. Por cierto, vimos bien y amable al chico, a ver si dura.

A este respecto, Alessandro Lequio, que está claro que siente un infinito afecto hacia la protagonista de esta historia, afirmó que era imposible que se hubiese invitado a José Fernando a la boda  porque “Rociito siempre ha despreciado a sus hermanos”. Ya puestos, también exclamó que el hecho de que no haya invitado siquiera a su hijo menor “es repugnante”.

La boda fue a las 20:30 horas y la celebración se extendió hasta la madrugada. La novia – cuyo vestido se dice que es totalmente opuesto al de su primera boda- fue llevada al altar por su tío Antonio Carrasco, hermano de su padre, mientras sonaba la canción “Vibro” de Rocío Jurado.

Después los invitados pudieron disfrutar de un buffet libre. Tampoco faltó la música, con Miguel Poveda, Rosario Mohedano y Paulina Rubio, que también era una de las invitadas, ya que ella y Rocío Carrasco se conocen desde adolescentes debido a la amistad entre las madres de ambas.

Pero, lo más interesante vino cuando la periodista Paloma García Pelayo enumeró las causas por las que Rocío Carrasco ha roto con casi toda su familia materna. En el caso de su tío Amador, dijo que era por los ingresos que le escamoteaba a su madre, pero nos inclinamos más a pensar que fue por la famosa gala que acabó organizando Fidel Albiac.

Lo de su tía Gloria es más creíble. Además de que la periodista cuenta que le pidió dinero a Rocío Jurado a cambio de unas acciones que nunca llegaron a ponerse a su nombre, está el tema del pozo que era propiedad de Pedro Carrasco y que Rocío Carrasco se tuvo que enterar de que formaba parte de su herencia cuando una persona quiso comprarlo. La escritura estaba en poder de Gloria, que no le había dicho nada a su sobrina. Rociito acabó vendiendo el pozo y eso no contribuyó a mejorar su relación con sus tíos, ya que la finca que ellos habían heredado se quedó sin agua con la venta de ese pozo.

No se dio demasiado crédito entre los colaboradores del programa de Ana Rosa Quintana, a que la mala relación entre Rocío Carrasco y Gloria Camila fuese porque ésta tenía un novio que no le gustaba a su hermana. Joaquín Prat dio más en el clavo cuando dijo que lo que a él le había llegado es que Rocío “nunca había sentido a sus hermanos como tales, sino como un capricho de Ortega Cano”.

Pero, la bomba vino cuando Paloma García Pelayo relató que si Rocío Carrasco se lleva mal – o más bien no se lleva – con Ortega Cano, fue porque el matrimonio de éste con su madre no fue precisamente idílico en los últimos tiempos, y no sólo por las continuas discusiones sino por las infidelidades del torero con otras mujeres cuando la cantante viajaba. Incluso, parece que Ortega llegaba a faltar de casa varios días.

La reacción del torero no se ha hecho esperar. Visiblemente enfado, ha declarado que lo afirmado por la periodista es totalmente incierto, y que tendrá que atenerse a las consecuencias.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios