La paciencia de la presentadora de Supervivientes ha llegado a su fin. La gota que ha colmado el vaso ha sido la llegada a España de los padres de Mario Biondo, con un equipo de la televisión italiana, para realizar nuevas pesquisas en un nuevo reportaje en exclusiva.

Los que fueron sus suegros, ha acudido a la casa en la que vivía Raquel con su marido, encontrándose con la negativa del actual inquilino a enseñarles la casa, y han intentando hablar con la asistenta que encontró el cuerpo de Mario, que también ha declarado sentirse acosada. Y este jueves, se presentaron en Plasencia, la localidad de Cáceres donde nació Raquel. También abordaron a su madre y a un primo, que pusieron una denuncia en comisaría por acoso.

La presentadora había optado por el silencio y la discreción en lo que respecta a la actitud mostrada por su familia política, pero finalmente se ha decidido a poner este asunto en manos de sus abogados. Para ello, ha empezado remitiendo un burofax a Facebook denunciando comentarios abusivos y manifestaciones atentatorias contra ella en los perfiles del padre y la hermana de su marido. En dichos perfiles, además de criticar cualquier movimiento de Raquel y afirmar que oculta información sobre la muerte de Mario, se le han dedicado adjetivos como “viuda feliz”, “caradura”, “miserable” y otras lindezas.

Recordemos que la Justicia española dictaminó que “el hecho denunciado no reviste carácter de infracción criminal”, pero la familia del cámara nunca creyó esta versión y su insistencia logró que la fiscalía de Palermo realizara una segunda autopsia de la que todavía no se han divulgado los resultados.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios