De nuevo, Raquel Mosquera no ha defraudado en su segunda aparición en Sálvame Deluxe. Puede que haya sido la entrevista más reveladora que se haya hecho en el programa.

Aunque Raquel reconoce que Rociito tenía mucho genio, mucha personalidad y las ideas muy claras, tiene claro que fue a raiz de conocer a Fidel cuando cambió. A Pedro no le gustaba nada la nueva pareja de su hija, y llegó a sacarle de la habitación con silla de ruedas y todo, cuando tuvieron el accidente que casi le cuesta la vida a la joven. Según parece, fue entonces cuando Fidel dijo que esta desconfianza se la iba a hacer pagar a Pedro Carrasco.

Asegura Raquel que Pedro no quería que se separase de Antonio David “le decía que era una caprichosa y le recordaba que tenía dos hijos”. Pero, parece que entonces ya estaba con Fidel, sin contar las escapadas nocturnas que hacía Rocío Carrasco cuando estaban todos de vacaciones “decía que se iba a la cama porque le dolía la cabeza y se iba con su grupo de amigos en el que estaba Fidel“. Pero, a su padre no le engañaba, sabía de las andanzas de su hija.

deluxe-raquel-mosquera

Recuerda Raquel que Rocío Jurado llamaba a las 3 de la madrugada para pedir a Pedro que fuese a buscar a su hija porque habían discutido. Entonces, la joven se quedaba con ellos “en la época en la que estaba escayolada, yo la bañaba y la peinaba, y ella estaba conmigo como una hermana”. Incluso le hacía confidencias que llegaban a ponerle en un compromiso con Pedro, porque creía que tenía que contárselo.

La peluquera ha contado lo que ocurrió la noche en la que fueron a llevarle los regalos de Reyes a los hijos de Rocío. Recordamos que padre e hija llevaban meses sin hablarse, y Raquel pensó que ésa era una forma de romper el hielo. Pero, no pudo salir peor.

Para empezar, las luces del jardín estaban apagadas y Pedro tropezó, cayendo sobre uno de los regalos, que se rompió y llegó a producirle un corte, pero ni aún así encendieron las luces a pesar de las peticiones de ambos. Después, lejos de arreglarse las cosas, se produjo una discusión entre padre e hija durante la cual se dijeron una serie de cosas que la peluquera asegura que se llevará a la tumba. Pero, sí desveló cómo fue el final. Pedro se levantó dispuesto a marcharse con Raquel, tras ver lo mal que se habían desarrollado los acontecimientos, y entonces Rocío Carrasco se plantó delante de él y le espetó “Porque todo lo que tengo es gracias a este señor – Fidel- que es para quitarse el sombrero. Ni por la …. de mi madre ni por ti”.

La palabra con la que Rocío se refirió a su madre, Raquel no quiere decirla. Entonces, Pedro abandonó la casa diciendo “a esta hija de p… no la vuelvo a ver en la vida”. El camino a casa lo hizo conduciendo bajo un estado de nervios que le llevo a circular haciendo eses.

Pocos días después, murió. Durante esos días, Raquel cuenta que cuando se levantaba de madrugada para ir a la peluquería, encontraba a Pedro en la terraza, fumando, y con el cenicero lleno de colillas. Fumaba tres cajetillas al día para tratar de mitigar la pena que tenía por lo sucedido.

Insiste Raquel en que lo único que le pidió Rociito de su padre fue el Rolex de oro, aunque los colaboradores indicaron que podía ser por la inscripción que llevaba. En todo caso, la peluquera no entiende que no le pidiese ni el Cinturón de Campéon del Mundo ni ninguna fotografía.

Cuando le preguntaron si era verdad que Rocío Carrasco le había dado 24.000 euros por que renunciase al usufructo del piso conyugal, Raquel matizó que ese dinero le fue ingresado porque hubo un reconocimiento legal de que no se había hecho bien la repartición de la herencia, pero que no tenía nada que ver con el piso, que dejó voluntariamente un año después de la muerte de Pedro. Por cierto, cuenta Raquel que Rocío le pidió que dejase el piso porque lo quería de recuerdo para sus hijos, y lo vendió a los dos meses.

Sobre la supuesta relación idílica que parece mantener Rociito con su tío Antonio Carrasco, Raquel asegura que no ha sido siempre así ni mucho menos, que ahora Antonio está a bien con ella porque le interesa. Recordó que no le ha devuelto el dinero que Pedro y ella le prestaron para la compra de un camión y que cuando Pedro murió, Antonio encargó una corona a nombre de Raquel para que se la cobrasen a ella. De hecho, no descarta que le haya elegido de padrino de boda para darle una bofetada a Amador Mohedano.

Raquel ha tenido buenas palabras hacia Amador – recalca que Pedro se llevaba fenomenal con él –  y hacia Ortega Cano “para mí fue un señor”  y también destaca el detalle que tuvo Rosario Mohedano de llevarle a la peluquería el disco que grabó.

Raquel ha matizado que si, en privado, junto a ella, Rocío Carrasco pide perdón a su padre y se reconcilia con sus hijos, ella estará encantada de retomar la relación.

Para terminar, está bien que se aclare lo de la inscripción de la lápida de Pedro Carrasco. A muchos nos pareció muy frío el texto que se decía que había mandado poner Raquel, – De tu esposa y demás familia – e incluso entendimos que Rocío Carrasco se molestase. Pero, la realidad es muy distinta, ya que lo que aparece en la inscripción es así de bonito:

“Aquí yace el gran boxeador Pedro Juan Carrasco García. Amarte fue muy fácil. Olvidarte será imposible. Tu esposa y familia”.

Además, como bien dice Raquel, en “familia” se incluyen todos, hija incluida. En todo caso, señala que Rocío es libre de añadir o poner lo que desee.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios