Una semana después de la boda de Cayetano Rivera con Eva González, el hermano del torero, Julián Contreras, acudió al plató de Sálvame Deluxe junto a su padre, para explicar que se fueron del convite nupcial porque se sintieron desplazados.

Julián padre – que estaba bastante más molesto que su hijo- ha contado que Fran Rivera Ordoñez les evitó en todo momento. Le pusieron en una mesa al fondo en una esquina, junto a Antonio y José Rivera, tíos del novio, que estuvieron encantadores, según cuenta Julián. El hijo estuvo con su prima Belencita, hija de la fallecida Belén Ordóñez, con la que tiene una extraordinaria relación. Pero, lógicamente, piensan que deberían haber ocupado otro sitio en el convite, y sintieron que si no hubiesen ido, habría  dado igual. Sin embargo, en la boda de Francisco Rivera en Ronda, Julián estuvo junto a sus hermanos.

Padre e hijo cada vez se sentían más incómodos en el banquete y decidieron marcharse, discretamente pero teniendo que pasar por delante de todos, sin que nadie les preguntase por qué se marchaban. Una amiga de Lydia Lozano asegura que, luego, Fran se dirigió a esa mesa diciendo que iba a la mesa “de su familia” pero ya era tarde.

Julián padre dice sentirse “material caducado” a pesar de lo estrecha que ha sido su unión con los dos hermanos, a los que él reunió a petición de Carmen Ordóñez, ya que dijo que “ahora se llevan bien, pero hace años Fran y Cayetano no tenían relación”. Afirma que es muy complicado contactar con ellos y enterase de las cosas, y de hecho, no avisaron a Julián la noche de la cogida de Francisco y cuándo se puso en contacto con ellos para ir a Zaragoza a verlo, le respondían con evasivas o no le contestaban a los mensajes pero aún así decidió acudir a la clínica, teniendo que recurrir a la relaciónes públicas del centro sanitario para que le dijese dónde estaba su hermano y le llevase a la sala de espera. Asegura que cuando llegaron Lourdes y el resto de famillia, se quedaron muy sorprendidos al verle, vamos, que no le esperaban.

DELUX JULIAN Y JULIAN PADRE

Eso sí, Julián hijo asegura que no tuvo ninguna mala intención al contactar con Lucía, la hija de Blanca Romero a la que Cayetano dio su apellido, y que no fue invitada. Solamente la mandó un mensaje para saber si le ocurría algo, pero asegura que no le preguntó por qué no fue al enlace, algo difícil de creer. De todas formas, parece que llevan al menos dos años sin verse, y que la relación se ha enfriado al dar a conocer Blanca la identidad del padre biológico de Lucía.

Algunos colaboradores del programa, creen que los Contreras siempre van de víctimas. Por ejemplo, los dos Kikos, Terelu

Julián hijo insiste en que nunca ha dicho nada malo de sus hermanos, no entiende lo sucedido en la boda, y se ha decidido a contarlo porque está harto de ser “el malo”.

En cuanto al chaqué, lo que ocurrió, según Julián hijo, es que le llamó la organizadora de la boda para confirmar su asistencia, y luego ya no se preocupó de la invitación en papel, de hecho, le dijo que no hacía falta que se la mandase. La verdad es que, esto nos chirría un poco. ¿Quién no abre la invitación de la boda de su hermano, aunque sólo sea por curiosidad, a ver cómo es?

DELUXE MILA

Mila Ximénez no parecia estar tan al límite como pensamos en un principio. Suponemos la situación familiar complicada a la que se ha enfrentado esta semana, con temas de salud, ha mejorado, y eso ha relajado un poco su tensión, falta le hace ya que ha asegurado que apenas ha dormido y que sufría ataques de ansiedad y vómitos. Pero, su mala relación con Kiko Matamoros sigue intacta. Insiste en que Makoke se dedica a envenenar a su marido, calentándole sobre sus compañeros de programa estando recién operado. Ha sentado especialmente mal a Mila que Matamoros dijese que ella había vivido de las mujeres, y le insta a que le diga de qué manera vivía de ellas.

Se queja, además, de que Kiko hace “lo que le da la gana” en su trabajo, incluso metiendo publicidad por su cuenta, con cierta benevolencia de los jefes, cuando al resto de colaboradores, enseguida les echan la bronca.

En todo caso, Mila dice que va a intentar convivir con Matamoros haciendo cada uno su trabajo, porque en su vida son totalmente distintos. Tacha al matrimonio de superficial y frío, hasta su casa no tiene calidez ninguna, y de no tener concepto de familia, al contrario que ella, que vive centrada en su familia y disfrutando de ella desde el momento en que sale del trabajo.

DELUXE POLIGRAFO MATAMOROS

Finalmente, Kiko Matamoros se sometió al polígrafo y parece que por fin se arrojó un poco de luz sobre el supuesto seguimiento que le encargó al periodista Gustavo González, ya que la máquina determinó que no lo hizo porque sospechaba de una infidelidad de su esposa, sino que se trataba de un favor que le había pedido su hijo Diego por un tema laboral. Parece que Gustavo lo interpretó mal porque en esos momentos, Kiko y su mujer estaban pasando por una crisis. Por cierto, hasta Jorge Javier Vázquez se mostró hastiado del tema.

RAFA MORA DELUXE

Terminó el programa con Rafa Mora que, tras dar un buen resultado en un test de inteligencia, se decidió a hacer el acceso a la Universidad. Pero, su decisión ha motivado todo tipo de comentarios en las redes sociales, y no precisamente positivos, sino en tono de mofa y hasta ofensivos. Aún así, quiere seguir evolucionando y está decidido a cumplir su objetivo y

Por cierto, Sofía de Gran Hermano 16, le enviaba mensajitos de móvil a Rafa Mora, pero pasó de ella. Kiko Hernández también recibe mensajes, pero de la madre y le están empezando a agobiar, porque la bloquea y no le sirve de nada. Son mensajes de voz y largos. La ha cogido con él, desde luego.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios