Por 4ª vez, la que fuese “Ganadora + 1” de la edición 2012 de Gran Hermano, ocupa la portada de la revista Interviú, y opina sin morderse la lengua de todos los participantes de la edición de este año.

La canaria desmonta uno a uno a los habitantes de la casa, mientras practica una de las pasiones de su vida, la escalada, en La Pedriza, eso sí, con los arneses practicamente cómo única vestimenta.

Noemí tiene muy claro quiénes son sus favoritos este año. Sofía y Marta. De la primera, su superfavorita, dice que lo está dando todo en el reality y que Suso la ha tratado fatal. De Marta valora que dice las cosas a la cara, y que es clara y sincera. Por supuesto, no entiende cómo todos se meten con ella.

Eso que reconoce que lo más seguro es que gane Aritz, al que ve buena persona pero que es un “bienqueda” y que a veces se tapa detrás de Han para ocultar sus fallos.

A los demás, les reparte de todo menos elogios: De Amanda dice que “si se ve como ganadora, va por mal camino” y que cuando vea que en final están Aritz y Sofía y ella no, “se va a arrancar las extensiones”. A Carolina le pide directamente “que se vaya con sus muertos porque ella es uno más” y a Carlos lo compara con su perro “sólo come, caga y duerme” y lo mandaría con gusto con el can, o sea, fuera de la casa. Otro que sólo come y duerme, según ella, es Vera, que sólo da juego “cuanto tiene una copa encima”.

No opina mejor de Han, al que considera el típico gracioso que al final se hace pesado, y al que califica de “pesadilla”. Lo único que le ha gustado de él es que no se ha dejado influir en las nominaciones. Sobre Marina dice que no entiende qué se le ha perdido en Gran Hermano y que debería estar tiesa como su muñeco reborn. A Niedziela la mandaría “con sus leones, al circo” ya que opina que en el reality no ha hecho nada salvo marear a Vera. En cuanto a Suso, lo ve – ella y media España- como el típico musculitos de Mujeres y Hombres y Viceversa, vamos, que se ha confundido de programa. Cree que le van a dar una caña tremenda cuando salga, y que dentro de la casa está más sola que la una.

En cuanto a los expulsados -en espera de lo que depare la repesca- Noemí no soporta a Quique “es la típica maruja gay en versión hetero” ni tampoco tiene nada bueno que decir de Raquel, de la que dice que es una cansina y que se lió con Suso para quedarse. Sobre Ivy, la denonima “la pintamonas de GH16” y cree que aburre igual que su pareja, Carlos. Más le han gustado Muti “la audiencia no entendió su carácter y sus gracias” y Maite “nos ha dado momentos únicos” y lamenta que no le hayan dado un mes más en el concurso, para disfrutar de ella más relajadamente.

Para Noemí, la repesca va a estar entre Maite y Raquel.

Su carácter liberal le valió numerosas críticas y reconoce que su salida del concurso fue dura “parecía que había matado a alguien” y que aunque con el tiempo van curando las heridas, tiene muy claro que a ella le dieron “mucha caña, mucha”.

Ahora, está volcada en “vender a top” como dependienta de Zara y en la ecotienda que acaba de inaugurar con su familia. Además, podemos verla en los debates del reality y le gustaría ir a Supervivientes aunque también reconoce le está empezando a dar pereza la idea. En lo más personal, tiene una relación estable y está deseando que le pidan matrimonio.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios