Julián Muñoz y el caso Malaya han vuelto a la actualidad tras las declaraciones del ex concejal Carlos Fernández.

Carlos Fernández, ex concejal de Marbella y huído de la Justicia desde hace doce años, ha sido entrevistado en exclusiva por El Programa de Ana Rosa.

viva-la-vida-julian-muñoz

Buscado por malversación y prevaricación, parece que estaría dispuesto a pactar para regresar a España. Fernández reclama su derecho a la presunción de inocencia, y asegura que se marchó porque “dijera lo que dijera, el juez me iba a meter en prisión” añadiendo que cayeron muchos inocentes y que no están detenidos todos los que deberían.

El que fuese concejal del Partido Andalucista, fue uno de los azotes de los evidentes manejos turbios del que entonces era alcalde, y se convirtió en enemigo de éste y la tonadillera, de la que asegura que le deseó la muerte delante de testigos.

viva-la-vida-julian-muñoz

Carlos asegura que Julián puso el Ayuntamiento de Marbella a disposición de Isabel Pantoja, forzando la máquina para agradarla “él quería sentirse igual de fuerte y de popular que Jesús Gil”. De hecho, todo indica que el apartamento de Guadalpín fue algo así como un “regalo de pedida” y una muestra de lo que podía hacer por su amada.

Dice el ex concejal que Maite Zaldívar estaba muy enamorada de Julián “le había sacado del barro y había peleado con uñas y dientes por su matrimonio en momentos muy difíciles”. Pero, que, por el contrario, Isabel sólo se enamoró de todo lo que rodeaba a Julián, y que cuando todo esto se acabó, le faltó tiempo para dejarle.

En el programa Viva la Vida de Telecinco, han podido hablar vía telefónica con Maite Zaldívar, que se encontraba trabajando en el negocio de su pareja, un puesto de comida gourmet en el mercado de Marbella.

Maite opina que es fácil hablar desde la lejanía – refiriéndose a las declaraciones de Carlos Fernández– pero que en ningún caso va a querellarse contra él “la justicia está para cosas más importantes” dice Maite. Si matizó que en realidad no se ha sabido el origen del apartamento de Guadalpín, pero que en su caso, cuando fue a vivir allí tras separarse, lo hizo de prestado.

viva-la-vida-julian-muñoz

El periodista Kike Calleja – que opina que a Carlos Fernández le hubiese gustado ser Julián Muñoz pero que no lo consiguió y que por eso habla con tanto despecho- le ha recordado a Maite que este verano entrevistó a Julián y éste le dijo cuánto se arrepentía de haberse separado de ella. Maite le ha respondido que hay un refrán que dice “a buenas horas, mangas verdes”. A la pregunta ¿Cuidarías de Julián? la respuesta ha sido inmediata “¿Por qué voy yo a cuidar de Julián? Ni que yo fuera una ONG. Yo tengo mi pareja, que ha estado conmigo en los peores momentos y sigue estando”.

Para concluir, Maite ha dejado muy claro que nunca perdonará a Isabel Pantoja, y que respecto a Julián “como padre de mis hijas, que disfrute muchos años de ellas y de los nietos”. Nada más.

La reacción de Isabel Pantoja a las palabras de Carlos Fernández ha sido justo la contraria a la de Maite. Ha puesto a sus abogados a mirar con lupa dichas declaraciones, por si dice algo que pueda ser querellable. De hecho, quiere demandar todo aquello que no esté en sentencia.

Comentar

Comentarios