Nos ha gustado mucho ver a Mª Teresa Campos en la portada de la revista Semana, con un aspecto estupendo.

En una entrevista realizada por su compañera y amiga Chelo García Cortes, la periodista malagueña explica que siente que ha vuelto a nacer y que se salvó gracias a la rapidez con la que reaccionaron las personas que la acompañaban.

Reconoce Teresa Campos que no hizo caso a dos avisos previos, uno durante su programa Qué Tiempo Tan Feliz cuando notó que se mareaba y sintió los ojos tirantes y después en los Premios Paco Rabal, con los mismos síntomas.

La periodista sabe que tiene que cambiar su manera de tomarse las cosas, tal y como le pedían sus hijas ya antes del ictus. Entiende que la vida le ha dado una oportunidad  y está dispuesta a que no le afecten tanto las cosas y estar tranquila.

Sabe que Terelu y Carmen han pasado más miedo que ella misma y que ha sido horrible para ellas. También han estado muy pendientes de ella Rocío Carrasco y Fidel Albiac “han venido todos los días” así como Belen Rodríguez. También habla maravillas de los hijos de Edmundo Arrocet “se han portado muy bien y mis hijas les adoran”.

Afortunadamente, 16 días después del accidente cerebro-vascular, Teresa dejó de ver doble, y la alegría fue inmensa. Pero, aún tuvo que esperar unos días para compartirla con Edmundo, concretamente al 22 de junio, cuando regresó de su aventura en Supervivientes, que sin duda ha sido muy positiva para él, ya que su imagen ha salido muy reforzada, como bien explica ella en la entrevista “al final se vio su bondad, su caballerosidad y su educación, algo muy importante aunque no valga para ganar el concurso, ya que hay que hacer otras cosas…”

La malagueña cuenta que Edmundo es quien más la ha cuidado en el mundo después de sus hijas, el hombre más cariñoso y el que más le ha hecho reir, aunque no tienen ninguna intención de casarse “me parece ridículo en estos momentos de la vida”.

A muchos nos sorprendió que entrase por teléfono en Supervivientes para pedir a los espectadores que le salvasen cuando estaba nominado. Lo hizo porque Teresa entendía que estaba en inferioridad de condiciones respecto a sus compañeros, que tenían mucho apoyo en las redes sociales,

Le gustaba más el aspecto de Edmundo antes de ir al reality. Cree que un poquito más de peso no le vendría mal, pero es cosa suya y no puede influir, como tampoco puede hacerlo con decisión de dejarse la barba “¡cómo todo el mundo dice que está tan bien!”.

Fue emocionante el encuentro de Teresa Campos con los medios a su salida del hospital, que fue organizado por sus hijas y con el que quiso agradecer al público y a los compañeros, el trato recibido durante su ingreso.

Tiene pendiente Teresa la ilusión de vender la casa en la que viven y vivir con Edmundo en un sitio tranquilo y más acorde para dos personas “es absurdo que tenga gastos innecesarios, voy a vivir mucho más tranquila cuando lo haga”.

Ahora, tiene ganas de recuperar totalmente la normalidad y volver al trabajo, si todo va bien, en septiembre. Los espectadores también estamos deseando verla de nuevo al pie del cañón.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios