Lolita Flores está teniendo un enorme éxito de crítica y público con la obra “La Plaza del Diamante” que representa en el Teatro Español de Madrid. Ha arriesgado mucho con su papel de Colometa, pero ha ganado.

Sin embargo, en su vida personal no pasa por su mejor momento. La portada de Hola de la semana pasada, mostraba una bonita imagen familiar junto a sus hijos, Elena, de 26 años, y Guille, de 21. Faltaba su marido, el cubano Pablo Durán, con el que reconoce que está pasando un bache.

No hay separación, pero confiesa que los problemas económicos ha ido apagando el amor, que no el cariño y el respeto. Centrados en sacar su casa adelante “y poder comer todos los días” su relación se ha resentido. Ya lo dice la propia Lolita “cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana”.

Aún así, están intentado salvar su matrimonio. Pablo está empezando a buscarse la vida fuera de España, dedicado ahora a la pintura. También Elena Furiase va a probar suerte en las Américas, mientras espera que se apruebe el presupuesto de dos películas que tiene pendientes.

Por su parte, Guillermo Furiase Jr está arrancando con su banda de rock melódico Albaha, donde compone y canta. Lolita le ve un gran parecido con su tío Antonio “sobre todo en su manera de ser, en sus prontos”.

Lolita vive ahora de alquiler, tras vender su casa para pagar sus deudas, algo que no ha podido hacer en su totalidad “porque la vendí como se vende ahora” vamos, a un precio muy rebajado. Sólo pide salud y trabajo para poder arrreglarlo todo. Sobre la salud, sus últimos análisis salieron perfectos.

Preciosas las palabras que le dedica en la entrevista a su hermana Rosario “no tengo palabras para agradecerle las veces que me ha echado una mano, económica y moralmente”.

Seguro que en la carrera como actriz de Lolita hay un antes y un después de “La Plaza del Diamante”. Lo esperamos y lo deseamos.

Comentar

Comentarios