Jordi Martín se supo explicar mejor que su ex socio Luis Rollán en el Sálvame Deluxe de este viernes.

Ya empezó a lo grande la entrevista, enterándonos así, sin anestesia, que de eso que decía Luis Rollán de que su marido Alejo era dentista y tenía una clínica… nada de nada. El dentista es el hermano de Alejo, que le puso a trabajar de administrativo en su clínica.

Ya hablando de todo un poco, hasta los colaboradores empiezan a olerse que no es ni socio del restaurante que es el punto donde suele reunir a los famosos que luego, curiosamente, aparecen en las portadas, y que solamente es relaciones públicas.

Kiko Matamoros no pudo estar más certero al señalar que Luis Rollán está “mediaticamente acabado”, porque el rosario de amigos famosos que han sido “víctimas” de alguna manera de la asociación profesional de Rollán y el fotógrafo, no deja de crecer. Asociación a la que se une también Sonia, mánager de Chabelita.

Al contrario que Rollán, que batió récord de mentiras en el polígrafo la pasada semana, Jordi Martín dijo la verdad cuando afirmó que su hasta ahora socio también ha avisado de las idas y venidas de amigos famosos a otros fotógrafos, que le dijo que no había que perder de vista a Laura Matamoros porque “es una mina”, que se aprovechó de una confidencia de Isabel Gemio para seguirle y hacerle fotos con su nueva pareja,  que se pactó con Dulce un “robado” en bikini justo antes de empezar “Supervivientes” por el que la propia protagonista no llegó a cobrar, que le avisó de que fuese a fotografiar a María José Campanario con compañía masculina y que como él no se encontraba con ánimos Rollán se enfadó mucho y le dijo que habían perdido mucho dinero… y suma y sigue en cuanto a famosos “traicionados” se refiere.

Aunque, quizá lo más llamativo de todo fue lo de Chabelita. Para empezar, Luis Rollán y Jordi Martín – a propuesta de éste- engañaron a Chabelita con un falso viaje a Cancún para hacerle fotos con Alejandro. Calcularon, descontando los gastos, 2.500 euros para cada uno, pero resulta que al viaje se apuntó más gente y claro, los gastos ya superaban a las ganancias del posible reportaje, y se suspendió. Pero, claro, el papel de víctima de la hija de Isabel Pantoja se da la vuelta totalmente cuando nos enteramos que ella misma pactó con ellos unas fotos “robadas” con su pareja Alejandro, en Venezia, sin que él lo supiera. Aunque, el chico sospechó bastante cuando vio al fotógrafo en una góndola. Y lo peor de todo es que enseguida pensó que estaba compinchado con Chabelita. Vamos, que está claro que en estas cuestiones se fía bastante poco de su pareja.

Por si esto fuera poco, resulta que el polígrafo ha determinado que es verdad que fue Luis Rollán quien filtró el rumor de que Miriam Saavedra, pareja de Carlos Lozano, había sido chica “de compañía” y se lo dijo a Mónica Hoyos. Además, llevó al programa la conversación de whasap para probarlo.El problema es que Miriam, presente en plató, dijo que Jordi le amenazó con soltarlo si no le daba un reportaje. Ella no se encontraba con fuerzas, estaba disgustada por todo lo que estaba sucediendo y no acababan de concretar el posado. Fue entonces cuando se produjo la amenaza.

Deluxe_jordi martín

Ante esta acusación, Jordi reconoce que sí que le dijo que estaba hasta las narices de que le dieras largas con el reportaje, y le ha pedido perdón, pero en ningún momento la amenazó. Pero, Miriam ha insistido en que sí y que le dará el móvil a Lydia Lozano para que se vea el mensaje.

Lo que está claro es que el motivo que Luis Rollán aducía para proporcionarle famosos al fotógrafo – que le tenía amenazado con contar cosas de su vida privada como que su marido le había pegado- no se sostiene porque en los más de 200 folios de conversaciones de whasap que ha aportado Jordi Martín, se puede comprobar que las expresiones que usaban eran amistosas e incluso afectuosas, nada que ver con una persona que está actuando bajo amenazas.

¿Has mantenido relaciones sexuales con Luis Rollán? NO. El polígrafo dice que miente. Jordi explica que, hace tres meses, un día se quedó a dormir en casa de Luis y durmió con él. Jordi se sintió muy incómodo porque su amigo empezó a querer tener relaciones con él. Él no accedió y Jordi asegura que desde entonces ya no cuenta con él para sus trabajos. También recuerda Jordi que hubo otro intento cuando Luis se quedó unos días en su casa durante una separación temporada del periodista con su marido.

Vamos, esto es bastante distinto a lo que contaba Luis Rollán, que afirmaba que tenía que proporcionarle famosos a Jordi porque éste había amenazado con contar intimidades sobre su matrimonio, por ejemplo, que su marido le pegaba.

Para terminar, Jordi ha enviado un mensaje a Luis Rollán, proponiéndole un cara a cara en el programa para que se aclare todo de una vez, aunque sabe que no va a aceptar porque “tiene miedo, tiene más que perder que yo”. Ah, y a pregunta de Kiko Matamoros, ha confirmado que Luis le dio la dirección de Nagore Robles. Y tiene pruebas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios