Esperabamos con expectación la primera aparición en el Deluxe de Chabelita -mejor si la llamamos Isa Pantoja– pero al final fue una entrevista muy descafeinada por culpa del miedo de la chica a enfadar a su madre.

Contaba con el apoyo de su madre para esta entrevista, y sabía que la estaba viendo, pero la tonadillera le había pedido que no hablase de Cantora ni de sus tíos o su abuela… y el miedo de Isa a cruzar la línea que podía molestar a su madre, impidió que se explayase más y la hizo dudar en muchas ocasiones.

Isabel Pantoja, que disfruta del tercer grado penitenciario, permanece recluída en Cantora, según cuenta su hija, que trata de animarla para que salga sin conseguirlo.

Como suele ser habitual en los últimos meses en el Deluxe, primero Isa Pantoja mantuvo una charla con Jorge Javier Vázquez en una especie de “Chester” sin colaboradores de por medio. Pensamos que, en esa conversación más distendida y a la vez más íntima, Isa se soltaría pero no fue así. Titubeaba más de lo que esperábamos, salvo cuando salió el tema de su madre biológica. Ahí fue clara. Reconoció que fue un shock y que se preocupó mucho por la reacción de Isabel Pantoja, a la que, en cuanto pudo hablar con ella, le dejó claro que es su única madre y que se lo debe todo. La indiferencia es el único sentimiento que ha despertado en ella la aparición de la mujer que la dio a luz y con la que nunca ha tenido la más mínima intención de contactar, ni antes de saber de su existencia ni después.

Isa asegura haber tenido una infancia feliz con su madre, Dulce y su hermano Kiko, y haberse enterado de que era adoptada por la propia Isabel, que la llevó a su habitación y se lo explicó en forma de cuento. Asegura la joven que todo fue llevado con mucha naturalidad, que no le supuso ningún trauma y que su reacción fue darle un beso y un abrazo a su madre.

Sobre María del Monte, dice guardar buen recuerdo, y cuenta que un día se escapó en la Feria de Abril en la época en la que Jessica Bueno rompió con su hermano, y fue a buscar a la que era su madrina. Fue un encuentro cordial, pero Isa piensa que María no ha puesto mucho de su parte para verla más.

Sobre su relación con su madre, asegura que fue buenísima “fue una santa conmigo, jamás me levantó la voz ni siquiera me regañó nunca” dice, pero cuando cumpló 16 años, se torció a raíz de presentarle Isa a su novio, Manuel, con el que estaba, esencialmente, como forma de protesta por lo sobreprotegida que estaba, ya que no podía salir sola, ni con sus amigas al centro comercial, siempre tenía que ir Dulce de carabina o su hermano Kiko, que finalmente se convirtió en cómplice de Isa.

Sobre su nula relación con su tío Agustín, la joven asegura que no se dejaron de hablar por una pelea o problema concreto, que fue algo paulatino, y que su madre no quiere meterse porque tiene bastante dependencia de Agustín porque le lleva todos los asuntos es su apoyo para todo. Aún así, dice tener cariño a su tío “de pequeña nos hemos reído mucho juntos”. Finalmente, cuando ya estaba frente a los colaboradores del programa, reconoció que se dejó de hablar con su tío a los 12 años de la manera más tonta: Isa quería llevarse a su perrita a dormir al cuarto de su madre y su tío no la dejó. Al parecer, la chica no le contestó nada bien a su tío y a partir de ahí comenzó la frialdad. Isa ha reconocido que en aquella época “yo contestaba bastante mal y era un poco caprichosa”.

También se tocó el tema de Dulce, y nos enteramos que ha sido ahora cuando se ha enrarecido la relación entre Isabel Pantoja y la que fue niñera de su hija. Concretamente, cuando Kiko Rivera dijo en el Deluxe que su hermana era muy fría y Dulce replicó “Que se pregunten por qué es fría la niña”. Hasta ese momento, la relación era buena y prueba de ello es que, cuando Isa se quedó embarazada e Isabel Pantoja tuvo que ausentarse, llamó a Dulce para que cuidase de ella.

Ya en el plano más personal, desmiente haber sido infiel a su novio Alejandro con su ex y padre de su hijo, Alberto Isla, aunque sí reconoce que su relación con él ahora es buena. Sigue junto a Alejandro y asegura que también ha mejorado la relación con los padres de éste, algo que Kiko Hernández pone en duda, ya que recordemos que el padre de Alejandro asegura haber grabado a la joven diciendo unas cosas que si las sacase a la luz la hundirían.

En fin, que la prudencia de Isa Pantoja evitó que la entrevista diese más de sí. Es evidente también que la chica cae bien al programa en general y por ello tampoco los colaboradores ni por supuesto el conductor del espacio, quisieron sacarle más de lo que quería contar. Siempre es bueno para Telecinco tener a alguien amigo en casa de los Pantoja, ahora que la tonadillera ya ni siquiera le ha dado a su hija recuerdos para Jorge Javier.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios