Si Julio José Iglesias no existiese, habría que inventarlo. Con la mayor naturalidad y simpatía, da las noticias que otros ofrecen con cuentagotas. Una joya de la que tendrían que aprender muchos famosos.

¿Cuesta tanto ser amable, simpático y educado? A Julio José Iglesias no le cuesta nada porque es así y algo parecido podemos decir de su hermana Tamara. La verdad es que son dos personas que no pueden caer mal ni aunque se lo propusieran.

Fue sentarse Julio José en el Deluxe y empezar a desgranar cómo han sido las Navidades de la familia Iglesias como si estuviera rodeado de amigos, con la generosidad que le caracteriza. .

Explicó que la Nochebuena la cena la organizó su hermana Chabeli en su casa de Miami. Cuenta Julio José que en esa casa “sólo con entrar ya engordas” ya que a Chabeli le encanta cocinar “y si somos 20 cocina para 60”. Esa noche se reunieron veinticinco, Isabel Preysler y sus hijos, las parejas de sus hijos, los suegros de Chabeli y Mario Vargas Llosa.

Dice llevarse fenomenal con el escritor y Premio Nobel, del que dice que es muy campechano y con el que habla mucho de fútbol.

Al día siguiente, Navidad, comió con su padre y sus hermanos pequeños, también en Miami, aunque Julio Iglesias vive ahora con Miranda y su familia en Punta Cana, República Dominicana. Señala Julio José que se lleva cada vez mejor con sus hermanos, y aclaró que no es Miguel, el mayor, sino Rodrigo, de 17 años, el que quiere dedicarse a la música.

Sobre la salud de su padre, cuenta que fue en los conciertos en los que le acompañó cantando, en Rumanía y Bulgaria, cuando dijo que ya no podía más con los dolores de espalda y que, pese a que se había resistido hasta ahora, no tenía más remedio que operarse. Ahora está mucho mejor.

Por cierto, reveló que durante la cena de Nochebuena siempre llaman a su padre, y que éste habla con todos, Isabel Preysler incluída. ¡Qué bien avenidos! Nos encanta esto.

Con absoluta normalidad, Julió José, que acaba de renovar sus votos, casándose de nuevo con Charisse,  reconoció que está seguro de que su madre se casará este año, y que se enterará por la prensa porque será en secreto, algo que le parece normal y que no le molesta en absoluto. Bueno, de hecho nos preguntamos si a este chico hay algo que pueda molestarle.

Añadió además que ha sido testigo de como su madre y Mario “hacían manitas” y destaca lo enamorados que los ve.

También “se moja” contestando a la pregunta de “Quién ha sido para Isabel Presyler el hombre de su vida”. Julio José lo tiene claro: Miguel Boyer.

Una estupenda entrevista de las que apetece ver porque no tiene sombra de doblez ni de mal rollo. Chapeu por la generosidad de Julio José Iglesias. Ojalá cundiera el ejemplo.

Este Deluxe se grabó horas antes del fallecimiento del padre de María Patiño a los 69 años de edad, a consecuencia de un cáncer de colon. Desde aquí mandamos un fuerte abrazo a la periodista.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios