A todos nos ha sorprendido la portada de la revista Lecturas con una Shaila Dúrcal extremadamente delgada. Ni rastro de la carita redonda que había heredado de su madre. La preocupación es aún mayor si recordamos que la propia Shaila reconoció hace un par de años haber tenido problemas con su alimentación.

La Otra Crónica del diario El Mundo, ha podido hablar con la cantante, que niega tener anorexia, y que asegura que su delgadez se debe a que le gusta mantenerse sana al cien por cien y que por ello hace mucho ejercicio, algo que confirma su padre, Junior: “Mi hija está muy sana y no tiene ningún problema alimenticio, lo que pasa es que va mucho al gimnasio y ha perdido mucha masa muscular, pero está trabajando duro para ganarla” aunque reconoce que se asustó un poco cuando fue a verla a Miami el pasado abril.

La hija pequeña de la inolvidable Rocío Dúrcal, está planteándose incluso emitir un comunicado desmintiendo que padezca un trastorno alimenticio.

Su marido, Dorio, también ha adelgazado bastante, y se les puede ver practicando deporte, especialmente jugando al tenis.

Ojalá nos equivoquemos, pero el aspecto de Shaila dista mucho del que tiene una persona sana que simplemente practica deporte para estar en forma.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios