Terelu y Carmen, las hijas de María Teresa Campos, han concedido una entrevista a la revista Semana en la que hablan de Bigote Arrocet entre otras cosas.

La entrevista se abre con declaraciones de Carmen Borrego sobre la participación de la pareja de su madre en Supervivientes. Confirma que a la matriarca de las Campos no le ha hecho ninguna gracia “las cosas no se las toma bien y está en un momento complicado”.

Carmen comprende que la participación de Bigote en el reality va a poner a su madre y a su relación de pareja en el ojo del huracán: “Es una persona a la que han respetado siempre, lleva trabajando toda la vida y de repente se siente menospreciada y en boca de todos”. No ve a su madre preparada para lo que se le avecina.

Carmen – la pequeña de las hermanas aunque mucha gente crea que la pequeña es Terelu –  va a colaborar en el debate de Supervivientes, aunque matiza que esto fue anterior a saber que Bigote participaba y deja claro que ambas cosas no están relacionadas y que no va a ser su defensora en el plató. Reconoce que será complicado: “tener que decir cosas de alguien que pertenece a tu familia te lo hace más difícil” dice.

Eso sí, asegura tener una relación muy buena con la pareja de su madre, mejor que la que tiene con Terelu “tenemos un carácter muy distinto y yo soy más cariñosa”.

Explica Carmen que ella es más valiente que su madre y su hermana “Me resbalan más las cosas que a ellas, me da igual lo que diga la gente (…) Yo soy de las que leo las críticas, porque de ellas tienes que aprender”. Añade que con su hermana se lleva “muy bien y muy mal. Podemos tener una bronca pero luego no hay que pedir disculpas. No somos de rencores”.

Sobre la relación de Las Campos con el dinero, reconoce que su madre y su hermana tendrían mucho más si no hubieran dado tanto, pero que ellas han disfrutado haciéndolo “mi hermana ha ayudado a todo el que ha podido, y mi madre, más”.

Terelu, por su parte, ha declarado sobre la despedida de Qué Tiempo Tan Feliz que los programas tienen su ciclos y que no hay que darle más vueltas. No sabe si habrá más programas de Las Campos “esa es una decisión empresarial” y aunque en general esta contenta con el resultado, señala que “en algún momento me he arrepentido de cosas que he dicho, por todo lo que se lió alrededor”.

Sobre sus problemas con Hacienda, Terelu explica que ha sido un problema que le ha ocurrido a mucha gente “yo no he defraudado en mi vida, sólo que sacan una ley que aplican con carácter retroactivo y te dicen que tienes que pagar por algo que antes no era… y es mucho dinero”.

Afronta con una mezcla de alegría y miedo el fin de su tratamiento contra el cáncer, al cumplirse cinco años de su inicio “a ver cómo se administra mi cuerpo sin medicación” y sobre el hecho de que esté sin pareja señala que “soy más exigente, estoy perezosa y todavía tengo inseguridades”.

Terelu también ha hablado sobre la situación actual de su madre “está más débil emocionalmente, y más que el paso de los años fue el pasar esa enfermedad que ella no nombra, lo que la llenó de miedos. Siempre piensa que te va a pasar algo malo. Está más susceptible y frágil” aunque matiza que no es fragilidad mental ni profesional.

En todo caso, deja claro que está segura de que las Campos son más queridas que odiadas “otra cosa es que unos pocos hagan mucho ruido”.

Esta entrevista ha generado bastante polémica porque Terelu asegura que la hizo para hablar del fin de Qué Tiempo Tan Feliz, con la seguridad de que no se iba a mencionar a Bigote Arrocet, y cuando vio la entrevista publicada no entendió nada. Llamó a su hermana Carmen y ésta le confirmó que ella había “completado” la entrevista por separado. Suponemos que esto habrá llenado de alborozo a Terelu, que es la que tiene que dar la cara en Sálvame.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios