No ha mejorado mucho la situación clínica de Cristina Ortiz “La Veneno” que continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital La Paz de Madrid.

El hecho de que hubiese superado la intervención quirúrgica de urgencia a la que sometida nada más llegar al hospital, para reducir el severo traumatismo craneo-encefálico que sufría la artista, parecía ser una noticia alentadora, pero lo que ha contado el periodista Kike Calleja esta tarde en Sálvame, ha sido de lo más preocupante.

El colaborador del programa de Telecinco ha relatado que La Veneno está intubada y con una muy baja actividad neurológica. Está en coma inducido, con las vías aéreas aisladas para evitar que un posible vómito le fuera a parar a los pulmones. También tiene el cuerpo lleno de hematomas.

Pero, lo más alarmante, es que el equipo médico ha avisado a la madre de la artista, que reside en Almería, para que acuda al hospital ya que su hija podría estar en sús últimas horas de vida.

La familia insiste en que se ha tratado de un ajuste de cuentas a raiz de la publicación de sus memorias, y en su afán por demostrarlo parece que han intentado hacerle fotos dentro de la UCI para que constasen los múltiples hematomas que tiene en su cuerpo. Al parecer, fueron sorprendidos por el personal del hospital y se les han restringido las visitas.

Sin embargo, según informa ABC, la Policía baraja como principal hipótesis una ingesta de alcohol y pastillas tras la cual, se golpeó y perdió el conocimiento.

Bien es verdad que esto no explicaría el origen de los hematomas que hemos mencionado anteriormente. Además, si el traumatismo craneal era tan grave ¿no sería más probable que se hubiese producido tras ser golpeada con fuerza por un objeto contundente?

En todo caso, lo importante es que Cristina La Veneno se recupere satisfactoriamente y pueda contar ella misma lo que realmente ocurrió.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios