Así ha quedado el acuerdo de divorcio entre Melanie Griffith y Antonio Banderas. Éste ya prepara su primera colección como diseñador de moda.

Aunque se separaron hace año y medio, es ahora cuando se ha ratificado la sentencia de divorcio entre Melanie Griffith y Antonio Banderas.

Tras dieciocho años de matrimonio, y con un régimen de gananciales vigente desde 2004, el actor malagueño tendrá que pasar a su ya ex esposa, algo menos de 60.000 euros mensuales.

En cuanto a patrimonio inmobiliario, ya vendida hace meses la mansión de Los Ángeles en la que residían, Melanie se queda la casa de vacaciones de Aspen, en Colorado, donde Melanie y sus hijos siguen pasando las Navidades, y Antonio hace lo propio con la casa de Marbella, que ha sido puesta a la venta, ya que está terminando las obras de otra en pleno centro de Málaga.

También había patrimonio pictórico, y es Antonio el que se queda con la mayoría de los cuadros, obras en su mayoría de Diego Rivera y Pablo Picasso.

En otro orden de cosas, Antonio Banderas continúa la nueva etapa de su vida que ha iniciado junto a la agente inmobiliaria Nicole Kimpel, con la que podemos verle paseando por Málaga en una imagen reciente que publica el portal Vanidades.

El actor está estudiando Diseño en una prestigiosa academia de Londres, y lanzará su primera colección de moda el próximo verano, para la firma de moda danesa Selected Homme.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios