En la foto, podemos ver a Ricky Castaño, entrenador personal que, según informa esta semana la revista Lecturas, ha sido el causante de la separación de uno de los matrimonios más idílicos que se conocen, el formado por Angie Cárdenas y el periodista Alfonso Arús.

Ya informábamos en un artículo anterior, de la complicada situación que atravesaba la pareja, y ahora todo parece indicar que la separación es definitiva.

Yolanda, una mujer que había trabajado en el hogar conyugal, se sorprendió al ver a Angie comprando ropa de hombre pero no para su marido, sino prendas de otra talla y estilo, que luego lucía Ricky, su entrenador personal. Yolanda se decidió a grabarles con el móvil en situación comprometida en un coche, y entonces, según denunció ella, Ricky Castaño intentó arrebatarle el móvil con violencia, lo que motivó una demanda de la que ha sido absuelto por incomparecencia de ambas partes.

Recordemos que Angie Cárdenas -hermana del locutor radiofónico Javier Cárdenas– trabajaba con su marido en el programa Arucity en el canal 8tv, y seguían pareciendo el matrimonio ideal, especialmente por parte de él, que incluso llegó a bromear sobre las intensas sesiones deportivas de su mujer y la posibilidad de que le estuviera poniendo los cuernos con su entrenador. Nos podemos imaginar cómo se quedaría al saber que era verdad.

El periodista no pierde la esperanza de salvar su relación, e incluso le volvió a pedir matrimonio en febrero de este año, en directo y con un ramo de rosas.

Casados desde hace treinta años, con cuatro hijos y un nieto, no solo parecían formar una familia feliz, sino que eran también inseparables en el trabajo. Compañeros y socios.  Ahora, ella se ha tomado un año sabático, y se ha quedado en la casa familiar mientras que Alfonso, que continúa con Aruscity se ha mudado a un apartamento.

Foto: clínicaplanas.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios