Rocío Carrasco pide cárcel para el padre de sus hijos por “maltrato psicológico y acoso verbal durante 17 años”.

Fue hace meses cuando la hija de la inolvidable Rocío Jurado se querelló contra su ex marido por varios delitos entre los que se encuentran “maltrato psicológico” y “acoso verbal” durante 17 años, el tiempo que llevan separados. El juez decidió que la querella se trasladase al Juzgado de Violencia sobre la Mujer y allí acudió Rocío a declarar el 29 y 30 de marzo.

Más de 100 páginas tiene la macrodemanda, que acumula “documentos que incluyen las entrevistas donde Antonio David habla de ella y sus hijos, así como informes forenses y psicológicos, porque ella está en tratamiento” según contó el periodista Antonio Rossi en El Programa de Ana Rosa.

Según su letrado, Antonio David está muy mal, preocupado especialmente porque tengan que declarar sus hijos, de 20 y 18 años, pues Rocío ha incluido en la demanda informes forenses de ellos, y en uno de los informes se señala que el demandado trata de transmitir odio hacia Rocío y Fidel.

Parece claro que el testimonio de sus hijos será clave. Recordemos que Antonio David ha contado que su hija había tenido que escuchar cosas muy feas sobre él y que un día la niña ya no pudo más y se enfrentó a su madre porque tenía que escuchar incluso que su madre no iba a parar “hasta que vea a tu padre en la cárcel”. También relataba que en casa de Rocío y Fidel “mi hijo David vivía apartado” y que incluso el niño tenía que cenar en la cocina mientras ellos cenaban en el salón.

El verano pasado, David no quiso volver con su madre tras las vacaciones con su padre, y aunque Rocío lo reclamó judicialmente, porque entonces aún era menor, el chico siguió con su padre. Así que Rocío ha incluido en la demanda el delito de “quebrantamiento de custodia”.

Aunque no esté directamente relacionado con este asunto judicial, sigue llamando la atención que Rocío Carrasco siga sin tener relación alguna con su familia materna y no acuda a los homenajes a su madre en Chipiona, a los que sí acuden sus hijos Rocío y David, que muestran tener una excelente relación con los Mohedano y toda la familia de su abuela.

De hecho, Rocío Flores Carrasco y Gloria Camila Ortega Mohedano, tienen una relación de hermanas.

Con todo esto, se me plantea una pregunta: ¿Llevará testigos Rocío Carrasco al juicio? No creo que sea fácil que consiga testimonios teniendo en cuenta la nula relación que tiene con su familia, que nos da la sensación de que no ve con tan malos ojos a Antonio David, al que como mínimo reconocerán que es un padre excelente.

Vía | revista Pronto

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios