Sálvame Deluxe comenzaba este viernes con una llorosa Belén Esteban muy preocupada por el estado de salud de Rosa Benito, a la que volvió a referirse como su amiga:  “No voy a decir de lo que me he enterado, pero no me ha gustado nada. La situación es un poco alarmante. Rosa no se reconoce ni a sí misma. Ya lleva 16 días ingresada, y está en un sitio que no es plato de gusto de nadie”. g

“Mañana voy a llamar a su hermana Geles. Quiero que le diga a Rosa que me estoy preocupando por ella, que me encantaría darle un abrazo y ayudarla a seguir adelante”.

“Han pasado muchas cosas buenas, por alguna que haya pasado mala… me encantaría verla, aunque sé que no se puede, yo ya he olvidado todo, hay que estar con ella y yo quiero estar con ella”.

La directora del Deluxe, Carlota Corredera, entró a plató para anunciar que habían llamado a Geles, que ha cogido el teléfono su marido y que éste le ha dicho “transmitidle a Belén de nuestra parte, que muchas gracias por lo que acaba de decir”.

Pero, la bomba estalló cuando un responsable de la revista Sálvame se puso en contacto con Chelo García Cortés para comunicarle que el lunes era portada que Rosa había recibido el alta. Belén Esteban no daba crédito a lo que escuchaba “si está en casa, me alegro, pero me han engañado. Me han dicho que tenían hasta que peinarla y que se había intentado suicidar otra vez. Me duele que le hayan dado el alta a primera hora de la mañana y nadie haya llamado para decirlo”.

Finalmente Geles, hermana de Rosa Benito, entró en directo para confirmar que había sido dada de alta entre las 7 y las 8 de la mañana. Aseguró que no habían dicho nada para que la dejaran tranquila “para protegerla” y que no habían puesto la tele en todo el día, por prescripción facultativa “mi hermana no está bien y aún le queda mucho para estarlo”.

Belén preguntó a Geles si se podía ir a ver a Rosa “no tiene teléfono pero puedes ir a verla” así que Belén quedó en llamar al día siguiente a Geles y quedar para ir a su casa. La tensión ya había cedido y más cuando Geles aclaró a Belén que no había contestado a sus Whasap “porque, como no tengo tu teléfono, pensé que eran falsos” y la princesa del pueblo quedó conforme con su explicación.

Lo que sorprendió a todos es saber que Geles había hablado con Paz Padilla para explicarle que Rosa no estaba tan mal como decían, ya que la presentadora había acudido al programa fatal, muy angustiada por la situación de la colaboradora, y sin embargo, ya sabía que la situación no era tan grave y que estaba mejor.

La conversación terminó con la promesa de Geles de estar más en contacto con la productora del programa, algo que agradecerán mucho los compañeros de Rosa, que no saben a qué atenerse. Y es que, el secreto para evitar las especulaciones es la transparencia, no nos cansaremos de decirlo.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios