Isabel Pantoja y su hijo Kiko estarían a punto de perder Cantora debido a los embargos que pesan sobre ella.

Según informaron este sábado en el programa de Telecinco Viva la Vida, sobre Cantora pesan dos nuevos embargos por valor de casi 400.000 euros.

El 11 de diciembre, se le notificó a Kiko Rivera el embargo de su parte de Cantora, un 47%, por una deuda con Hacienda de 58.000 euros, y un mes antes, habían hecho lo propio con Isabel Pantoja, por una deuda de más de 300.000 euros.

cantora (2)

Todo esto es fruto de las continuas re-hipotecas que ha hecho la tonadillera sobre la finca, para hacer frente a los pagos que le exigía la Agencia Tributaria. En total la deuda que pesa sobre Cantora asciende a unos 4 millones de euros, casi el precio de tasación de la finca.

Se intentó vender la finca

También estaría embargada una propiedad que es muy especial para Isabel Pantoja, quizá a las que más cariño tiene: el piso del barrio de los Remedios, en la C/ República Argentina de Sevilla, que compró de soltera y en el que vivió junto a Paquirri y donde fue velado el torero tras su trágica muerte.

Antes de entrar en prisión, la tonadillera intentó vender Cantora, pero fue imposible, más que nada porque pedía mucho más de lo que valía, nada menos que 7 millones de euros.

La falta de ingresos de la cantante

Los colaboradores del programa se hacían de cruces pensando cómo podrá afrontar estas deudas Isabel Pantoja, siendo que en todo el año 2018 no ha hecho ningún concierto y su mejor baza, que es América, la tiene descartada porque fueron cancelados sus conciertos por problemas de visado.

El único ingreso conocido de la cantante ha sido el que percibiera en el otoño pasado, por amadrinar la nueva planta en Valencia de unos laboratorios cosméticos. Eso sí, al parecer los honorarios fueron generosos, se hablaba de más de cien mil euros. Suficiente para hacer un apañito con el fisco.

Todo estos nos lleva a dar por buenas las informaciones que apuntan que la razón por la que Kiko Rivera y su esposa han entrado en GH DÚO es tratar de hacer frente al embargo de Cantora. Teniendo en cuenta que están nominados, es posible que todo quede en agua de borrajas.

La confesión de Kiko

Recordemos que Kiko Rivera confesó el pasado jueves en el reality que ha sido adicto a la marihuana, al hachís y la cocaína, y que lleva casi un año y medio en tratamiento y ahora está limpio.

Esta difícil confesión la hizo en homenaje a su esposa, Irene Rosales, que estuvo junto a él en todo momento, aguantando sus ataques de ira “todo me molestaba, no se me podía llevar la contraria… tenía al demonio dentro” y los “temblores, sudores fríos…” que sufrió durante las primeras semanas sin consumir.

Kiko Rivera mandó un claro mensaje “las drogas sólo pueden traer problemas, y se puede salir”.

La reacción de sus hermanos

Francisco Rivera Ordóñez ha elogiado la valentía de su hermano “tiene mucho mérito y ha sido muy valiente contándolo, un aplauso para mi hermano”, mientras que Cayetano Rivera ha declarado a los periodistas que no sabía de qué le estaban hablando.

En cuanto a Isa Pantoja, se ha mostrado indiferente cuando los reporteros le han preguntado si le parecía bien que Kiko hubiese confesado sus adicciones “ni me parece ni no me parece, que cada uno haga lo que quiera”.

Es posible que Isa esté molesta tras no nombrarla Kiko en el mensaje que mandó a su familia y amigos y tampoco incluirla en la línea de la vida que tuvo que hacer en el reality.

Comentar

Comentarios