El que fuese alcalde de Marbella, ha remitido una carta al periodista del programa Espejo Público Juan Cano, en el que confiesa su miedo a morir en prisión. Este viernes, su hija Elia acudia al Deluxe.

En la misiva, Julián Muñoz, de 68 años de edad, reconocía su miedo a morir en cualquier momento en la cárcel, donde dice que es “uno más” pero que recibe un trato humano y respetuoso por parte de los funcionarios.

Pide perdón a la sociedad pero puntualiza que “no son todos los que están ni están todos los que son, que son muchos”. Ahora lo único que pide es salir de prisión para poder disfrutar de su familia, y añade que su situación económica es “precaria” que no tiene casa propia y que vivirá de su jubilación.

Su hija Elia acudía este viernes al plató de Sálvame Deluxe para pedir clemencia para su padre, ya que su salud es tan precaria que podría producirse un fatal desenlace en cualquier momento. No pide que le den la libertad pero sí un arresto domiciliario o un ingreso en el hospital porque la última vez que estuvo internado mejoró su estado de salud. Por cierto, quiso aclarar que su padre no ha dejado de fumar porque los médicos consideran que la ansiedad que le causaría sería contraproducente para su salud, así que ahora fuma unos cinco cigarrillos diarios.

Asegura Elia que su padre es un hombre derrotado y arrepentido, y que sus hijas sólo desean devolverle todo lo que ha hecho por ellas. “Ha sido muy buen padre” dice Elia a pesar de lo ocurrido con Isabel Pantoja “mi padre se culpa a sí mismo, dice que no se paró a pensar en lo que hacía, que estaba abducido”. Se arrepiente también del daño que ha causado a Maite Zaldívar “es una gran mujer, no se merece lo que la he hecho”.

Julián Muñoz ha manifestado su intención de tirar de la manta cuando salga de prisión “voy a decir todo lo que ha hecho Isabel Pantoja” de la que asegura que tiene unos 7 millones de euros escondidos. Sin embargo, su hija insiste en que su padre sólo quiere salir de la cárcel para disfrutar de sus hijas y sus nietos.

En cuanto a su madre, dice Elia que le ha dado una lección de fortaleza, que está contenta de estar cumpliendo su condena, y que ha perdonado a Julián Muñoz, de hecho, cree la joven que su madre estaría dispuesta a cuidarle, siempre teniendo en cuenta que tiene su pareja y su casa.

Elia Muñoz, que vive temporalmente en casa de su madre hasta que ésta salga de prisión, tiene una tienda de deportes con la que está manteniendo a su padre y pagando algunas deudas que éste tiene. Lo ve todas las semanas a través de un cristal durante 40 minutos y cada dos semanas en un vis a vis en una habitación durante hora y media. Julián Muñoz tiene un “preso sombra” debido a que ya ha sufrido dos desvanecimientos, no porque tenga intenciones suicidas.

Para terminar, Elia aseguró que se lleva muy bien con Karina y Fernando, parejas de su padre y su madre respectivamente, y dijo de Kiko Rivera que era “muy poco empático” refiriéndose a cuando el hijo de Isabel Pantoja afirmó que le daba igual cómo estuviese Julián Muñoz.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios