Julián Contreras, de 29 años aunque parezca mucho mayor cuando habla,  sigue pasando por uno de los peores momentos de su vida.

Es más, según le vimos este viernes en Sálvame Deluxe, parece que haya tocado fondo. Ojalá pronto el tratamiento le permita estar mejor y salir del pozo en el que está desde que falleció su madre. Porque, eso es evidente, lo que le atormenta es eso y  nada más. Cuando Kiko Matamoros ha intentado consolarle, diciéndole que su madre había sido feliz, ha roto a llorar igual que le hemos visto llorar todos estos años. Su dolor no ha mermado un ápice. La idea de no haber hecho todo lo que podía por ella, le ha destrozado. El chico necesita ayuda, mucho apoyo y a toda su familia. Y lo necesita ya.

Julián toma 56 pastillas a la semana para la depresión y la ansiedad. Y aún así, teme dormirse por la noche, porque su despertar es un infierno, con vómitos, sudores, taquicardias… y como bien dice, mientras se siga encontrando tan mal físicamente, no tendrá fuerzas para lograr su objetivo, buscar trabajo y mejorar su precaria situación económica. Es más, no le importaría trabajar para sus hermanos.

A pesar de tomar tantas pastillas, no teme acabar dependiendo de ellas como su madre, porque, según cuenta, ella las tomaba sin control ni supervisión médica.

Con sus hermanos no se ha peleado, pero sí distanciado. Es notorio que se enfadaron mucho por su aparición en el Deluxe contando su depresión sin que ellos supiesen nada. Eso sí, Julián deja claro que le han ayudado en muchas ocasiones, y que le han prestado 150.000 euros a lo largo de los años, para diversos negocios que parece que no prosperaron.

Ahora mismo, debe entre 100.000 y 200.000 euros,  y no puede ni dar de alta un móvil porque aparece en todos los registros de morosos.

Resultados del polígrafo:

Dice la verdad cuando contesta que Kiko Matamoros no le dejó de lado cuando murió Carmina, que Ángela Portero no se aprovechó de su madre, que Carmina no pasaba 3.000 euros mensuales a Julián padre… pero miente al decir que no le consta que ella se lo inventase para justificar otros gastos.

Dice la verdad cuando afirma que se enteró de que su hermano Fran iba a ser padre de nuevo por la prensa, y que le envió un mensaje para felicitarlo pero no ha tenido respuesta. También cuando asegura que sus hermanos no se han cansado de ayudarle económicamente, y que no da verguenza pedirles ayuda, ni sus hermanos le han reprochado que sólo se acerque a ellos cuando necesita algo.

Verdad es también que toma 56 pastillas a la semana para la ansiedad y la depresión, que le han diagnosticado depresión aguda, que no es adicto al cybersexo ni bisexual. Miente cuando dice que no le consta que su padre haya vendido información de sus hermanos a la prensa, algo que los colaboradores del programa saben de buena tinta y con pruebas. Vendió, por ejemplo, el sexo de la hija de Fran y Eugenia.

También es verdad, según Julián y el polígrafo, que intentó suicidarse.

Por cierto, Julián ha contado que recibió 120.000 euros de herencia de su abuelo, Antonio Ordóñez, y 100.000 de ellos fueron destinados a pagar la clínica de rehabilitación de su madre, el último intento de Julián por salvarla.

Julián Contreras vive en una continua depresión desde aquel 23 de julio de 2004. Su carácter es taciturno y reconoce que no tiene amigos con los que salir. De hecho, confiesa que nunca ha salido “de marcha” y regresado a casa de madrugada. Es solitario y prefiere quedarse en casa viendo cine y series y leyendo.

Durísimo lo que le ha dicho Mila Ximénez, aunque no le falte razón. Mila se desespera al ver que Julián no hace su propia vida, no despega, y sigue haciendo de padre de su padre como lo fue de su madre. “Libérate. Tienes que vivir tu vida. Tienes que dejar de pedir perdón. Tú eras muy niño, no te merecías levantarte por la mañana, y ver una habitación llena de alcohol y de rayas”.

A ver si pronto podemos ver a Julián más recuperado, física y psicológicamente, y saliendo poco a poco de sus problemas económicos. El chico lo merece.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios