Juan Ramón González Sarriá, hermano de Francisco, ha hecho graves acusaciones contra él en el programa Sábado Deluxe.

Comenzó Juan Ramón explicando que su hermano mayor, o sea, Francisco, les había hecho sufrir mucho y le había boicoteado su carrera. Negó que la envidia le llevase a decir esto, asegurando que no tiene motivos para estar celoso porque él trabaja muchísimo. Afirma que en Miami tenía un enorme éxito, que grabó dos discos, fue Número 1 en la lista más importante allí y que fue protagonista de varias telenovelas, teniendo en su haber la telenovela más vista de la historia, Kassandra. Pero, yendo a la base de datos IMDb, tan sólo apareció en un capítulo.

Lógicamente, los colaboradores le preguntaron que cómo no siguió en Miami con el éxito que tenía, pero contestó que tuvo que elegir entre familia y trabajo y eligió lo primero. Asimismo, le señalaron que a él sólo se le conoce por hablar mal de su hermano, pero Juan Ramón alegó que si a él no se le conoce tanto es porque su hermano se ha encargado de boicotearle para que no sea conocido.

juanramon-francisco-deluxe-2

Juan Ramón apenas contó un par de episodios de ese supuesto boicot. Que se enteró de que estaba grabando un disco en Miami y se presentó en el estudio de grabación y que cuando supo que le habían contratado en una sala de Benidorm, Francisco fue allí a decirle al promotor que para qué iba a contratar a la copia si podía tener al original y más barato.

Si hacemos caso a Juan Ramón, él ha sido el artífice de la carrera de Francisco. Cuenta que él le presentó por primera vez en un escenario y que estaba tan nervioso que tuvo que darle dos copas de coñac porque no se atrevía a salir a cantar, y que fue al Festival de la OTI estando haciendo el Servicio Militar, porque él intercedió para lograrlo.

La raíz de este enfrentamiento pudiera estar en que, según Juan Ramón, él era el ojito derecho de sus padres y el que les sustentaba económicamente, siendo director de una empresa con 18 años, y a Francisco le corroía la envidia. “Mis padres me idolatraban” dice Juan Ramón, que se queja de que Francisco siempre ha presumido de que él sacó adelante a su familia. Recordemos que éste contó en Supervivientes que perdió a su padre con 13 años, siendo cinco hermanos y otro en camino, y que tuvo que dejar la EGB para ponerse a trabajar de albañil.

De su infancia, recuerda que él y su hermano salían a un par de palizas diarias, aunque el episodio más desagradable, y que esperamos que Francisco pueda aclarar a su salida del reality, es cuando, según Juan Ramón, su hermano mató a tiros a 12 cachorros de gato.

En todo caso, lo que peor lleva Juan Ramón es lo mucho que ha hecho sufrir Francisco a su madre, pasando años sin tan siquiera llamarla por teléfono, y avisando a Seguridad de que no la dejaran entrar a sus conciertos, debido a su fuerte carácter, como ha reconocido el propio Juan Ramón. “Se murió con la pena de que su hijo no la quisiera” dijo.

Sobre la herencia de su madre, ha aclarado que lo que ocurrió es que los tres hermanos mayores pasaban a su madre una cantidad mensual. Juan Ramón reconoce que cuando se separó pasó una mala racha y no pudo contribuir. La madre había dispuesto que de su herencia se cogiesen el dinero que habían puesto para mantenerla, pero sólo había 12.000 euros, que propusieron repartir a razón de dos mil euros para cada uno, pero Francisco se negó porque quería todo el dinero para él, vamos, que le devolviesen todo lo que había puesto, algo imposible porque no había suficiente. Entonces, dijo que si a él no le devolvían todo el dinero, nadie iba a ver un euro. Y así siguen.

Sin embargo, cuando le preguntaron por qué llamaba “pajarraca” a la esposa de su hermano, Juan Ramón fue muy poco concreto “porque monta pajarracas, porque me quiere enterrar como artista”. Pero, como ejemplo sólo puso que una vez, en pleno concierto, Francisco se enteró de que su mujer estaba mala y anunció a los espectadores que se marchaba. Le pareció muy poco profesional, pero como sea sólo eso lo que tiene contra su cuñada…

También se tocó el tema de la hija no reconocida de Francisco, fruto de su supuesta relación con Delia Apolinar, una bailarina dominicana. Al cantante le adjudicaron la paternidad por no querer someterse a las pruebas de ADN. Juan Ramón cree que puede ser suya porque él también tuvo un idilio de una noche con ella, pero no le han dejado demostrarlo porque entiende que a Delia Apolinar le interesaba mucho más que el padre fuese Francisco. Es más, Juan Ramón está dispuesto a hacerse la prueba. La joven cumplirá 18 años en febrero del año próximo.

Delia Apolinar entró por teléfono pero estaba tan ofuscada que apenas pudimos entender lo que decía.

A la que entendimos perfectamente fue a Ana, hermana de Juan Ramón, que no quiso hablar con ella “las hermanas siempre se han posicionado al lado de las mentiras de Francisco, yo me llevo mejor con los varones” y además había estipulado por contrato que no aceptaba llamadas. Ana González dijo que estas cosas tendrían que quedar en familia, que tanto su hermano mayor Francisco como Juan Ramón contaban verdades a medias, que la herencia de su madre tiene un trasfondo que va más allá de lo que han contado, y que los dos deberían salir en televisión por el arte que tienen y no por lo que Juan Ramón estaba contando esa noche.

Sobre Arévalo, dijo que le había pedido perdón y que estaba arrepentido de las cosas que le dijo, aunque insistió en que “había querido enterrarme como artista cuando hemos compartido escenarios”. (A este hombre todos le quieren enterrar, qué barbaridad).

Por cierto, Jimmy Giménez-Arnau quiso dejar claro que lo que cobraba esa noche Juan Ramón iba para el cáncer “y para La Casa del Actor” añadió él.

Comentar

Comentarios