A cuadros nos hemos quedado con las declaraciones de José Luis Luna, el que hasta hace poco era la pareja de Rosa López. El ex futbolista la acusa de haber tenido con él una actitud maquiavélica y soberbia.

José Luis Luna le ha contado al periodista Saúl Ortiz en la revista Pronto, que Rosa y él se conocieron en una cena hace algo más de cinco meses, cuando se acercó a ella para comentarle un proyecto profesional que podía interesarla. Él tuvo que aceptar las condiciones de Rosa, que pretendía que la relación fuese clandestina, que nadie supiera que estaban juntos “acepté porque estaba enamorado” declara Luna.

Rosa le dijo que si la prensa se enteraba de su relación, habría que ponerle punto y final “se excusaba diciendo que yo había participado en Supervivientes y que ése era un programa para fracasados. Se creía superior, yo era insuficiente para ella”. Para ella lo más importante es su trabajo. Asegura que en la intimidad era cariñosa y cercana, pero que en la calle le pedía distancia.

Entonces, llegaron las fotos de sus vacaciones en Chiclana, unas imágenes que Luna asegura que fueron robadas, y Rosa cumplió su amenaza: “al publicarse, Rosa me mando un SMS pidiéndome que dejáramos de vernos porque podría afectar a su trayectoria profesional. Ni siquiera me llamó por teléfono. Fue una actitud maquiavélica”.

Él contestó que no quería continúar con una relación basada en el miedo y la vergüenza “Rosa está obsesionada con la ocultación”. Ahora, él está “profundamente decepcionado, dolido y disgustado”.

La causas de esta situación las tiene muy claras: “A Rosa le han hecho creer que es Madonna. Y que sólo puede dejarse ver en compañía de personas que estén dentro de un determinado círculo” y sabe quiénes son los culpables “tiene personas muy tóxicas a su alrededor, que sólo buscan esquilmarla económicamente” y va más allá “a alguien no le venía bien que yo estuviese a su lado e hizo todo lo posible para que nos fotografiaran y ella tuviese que dejarme”.

Hay una parte de la entrevista en la que los argumentos de Luna parecen ser algo incoherentes. Afirma que no ponían medios para evitar un embarazo y que incluso por dos veces pensaron que iban a ser padres. ¿En apenas cinco meses de relación ya se deciden a formar una familia? Y si Rosa no quería que se supiese nada ¿cómo puede pensar en quedarse embarazada? Entonces no harían falta reportajes robados, la relación quedaría logicamente al descubierto.

José Luis Luna cree que Rosa será infeliz hasta que decira “romper y vivir sin prejuicios”. Sobre una posible reconciliación, él estaría dispuesto si ella le pidiese disculpas, pero se teme que la soberbia de la cantante la impida de nuevo ser feliz.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios