La revista Qué Me Dices “pilló” en la playa a José Fernando Ortega Mohedano con la que ya había sido su novia, Michu, y ahora ella misma confirma la reconciliación.

Resulta que Michu y José Fernando viven juntos desde hace dos meses en Arcos de la Frontera, Cádiz, en la casa de la madre de ella, que trabaja como interna y apenas puede pasar por allí.

Se reencontraron gracias a Instagram y finalmente ella se decidió a llamarle. Están juntos desde finales de mayo, y Michu está arreglando una casa que compró en Chiclana con el dinero que ganó en la tele, para que sea su nido de amor.

Michu asegura estar muy feliz de que José Fernando esté rehabilitado, y se atribuye ella misma los méritos “estoy súper orgullosa de todo lo que he hecho para que él esté así de bien. He removido cielo y tierra” dice. Añade que “siempre he mirado por él” y que nada tiene que ver en su amor que sea hijo de Ortega Cano.

Sobre su recuperación, confirma que la rehabilitación es total y que nada tiene que ver el José Fernando de antes con el de ahora. Desmiente que haya vuelto a verse con aquellas malas amistades, y que esos amigos también han cambiado. Eso sí, parece que sigue tener sin tener claro su futuro “dice que quiere ser empresario… pero no sé qué quiere montar”. Reconoce que él tiene su dinero, y que lo ha tenido todo sin hacer nada “está acostumbrado a que la trabajadora sea yo”. Aunque, eso sí, ayuda en casa.

Afortunadamente, Michu parece tener las ideas más claras, y cuando termine sus estudios quiere hacer las prácticas en un hotel de Chiclana, o si no puede, en Canarias. Además, el susto que nos habíamos llevado al leer el titular que decía que José Fernando quería ser padre, Michu lo puntualiza con cabeza “ahora mismo no se puede. Tengo que acabar mis estudios y eso es para toda la vida”.

Lo malo es que ni su madre ni la familia de José Fernando están contentos con esta reconciliación, pero Michu afirma que no tendrán más remedio que aceptarlo “si nos equivocamos, nos equivocamos nosotros. ¿por qué no nos pueden dar una oportunidad?”.

Como ejemplo de la mala relación, Gloria Camila ha dicho que las fotos de la playa de las que hablábamos al principio de este artículo, se hicieron porque la propia Michu llamó al fotógrafo. “La respeto, es mi cuñada, y que diga lo que quiera” ha respondido, y señala a sus apariciones televisivas como motivo por el que Gloria Camila no la traga.

En todo caso, la relación de José Fernando con su familia deber ser buena, porque Michu asegura que él les llama cada dos días “como mucho” aunque con su hermana mayor no parece que las cosas estén mejorando, y confirma que no van a ir a su boda con Fidel Albiac.

Por cierto, un aplauso para Michu por tener la personalidad suficiente para no someterse a una rinoplastia por estética “arriesgarme a que me pase algo en un quirófano porque me hayan dado caña en la tele, me parece una tontería por mi parte”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios