Se ha hecho esperar, pero por fin Isabel Pantoja ha salido de prisión para disfrutar de un permiso penitenciario de cuatro días.

Era la una y media de la tarde cuando salía del recinto, de la mano de su hermano Agustín, y lanzando besos, tanto a personas del interior del centro como a los seguidores que se habían dado cita allí y que coreaban “Isabel te queremos”. La tonadillera correspondía con amplias sonrisas y besos al aire a todos sus fans.

Sin gafas de sol, con blusón rojo y pantalón blanco, y sin la delgadez que mostraba meses atrás, se podía ver a la cantante realmente contenta. Finalmente, han montando en un llamativo mini rojo, rumbo a Cantora, donde le esperaban Kiko Rivera y su novia con el pequeño Francisco, su sobrina Anabel con el pequeño Albertito, su madre doña Ana, su hermano Bernardo y su peluquero.

Quien se va a perder el primer permiso de su madre va a ser Chabelita, que continúa su participación en el reality Supervivientes.

Se han escuchado comentarios que apuntan a que Isabel Pantoja ha salido de prisión demasiado subidita, vamos, con muy poca humildad. Con la cabeza muy alta, vestida de rojo… ¿Ustedes qué opinan?

Comentar

Comentarios