Isabel Pantoja ha salido esta mañana a las 10:30 de la prisión de Alcalá de Guadaíra, para disfrutar del permiso de seis días que le ha sido concedido, y que es el tercero desde que se produjera su ingreso, el 21 de noviembre del pasado año.

Seria y más delgada, con un blusón como los que suele lucir últimamente, y con gafas negras, fue recogida, como siempre, por su hermano Agustín y en su pequeño Fiat partieron hacia la finca Cantora, situada en Medina Sidonia, localidad gaditana a 45 kilómetros de la capital.

No ha tenido un gesto hacia los fans que han ido a apoyarla, y es que estaba realmente afligida, algo que no nos extraña en absoluto, teniendo en cuenta que lo que la espera fuera, casi es peor que lo de dentro. Kiko Rivera acaba de salir de una entrevista en la que no ha salido precisamente bien parado y está hasta arriba de deudas mientras espera su segundo hijo entre rumores/certezas de infidelidades varias, y ayer mismo salía a los kioskos la portada de la revista Lecturas con la aparición de la madre biológica de Chabelita, que por cierto, la pasada semana tuvo que pedir perdón a su pareja por haberle sido infiel con un guitarrista flamenco. .  y esto es solo un escaneo rápido de lo más reciente, a lo que podemos añadir, entre otras cosas, sus graves problemas de salud y que la pasada semana le fue nuevamente denegado el tercer grado penitenciario.

Veremos la gente que se pasa por Cantora y si hay alguna reacción de la tonadillera o de sus allegados.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios