Además, Isa Pantoja reconoce estar dolida por la actitud que está teniendo su hermano Kiko hacia ella en GH DÚO.

Isa Pantoja ocupa la portada de la revista Lecturas de esta semana.

En una entrevista realizada por Karmele Izaguirre, la hija de Isabel Pantoja afirma que su familia la dejó al margen de los problemas de adicción de su hermano Kiko, de los que se ha enterado a través del reality en el que éste participa.

Isa vió la confesión de su hermano al día siguiente de emitirse, avisada por su prima Anabel. Reconoce que se emocionó y se sintió orgullosa de él, aunque su familia nunca habló con ella de este tema, tan sólo le dijeron que tenía depresión porque había adelgazado muchos kilos de golpe.

Aún así, no deja de ser chocante que su prima Anabel sí estuviese al tanto de la situación de Kiko, algo que Isa achaca a que quizá su madre tiene más confianza con ella.

En todo caso, Isa no se lo toma a mal “No les puedo culpar de que no me impliquen porque yo tampoco lo hago, no me gusta, me da hasta pereza” y prefiere haberse enterado ahora, porque en el momento lo hubiese pasado muy mal.

Recuerda Isa conversaciones telefónicas de su madre en las que ésta se negaba a la intención de su hijo de ingresar en un centro, ahora entiende que para quitarse de las drogas, al igual que no quería que ella fuese al colegio estando embarazada.

Isa tiene claro que de haber sido ella, se hubiera impuesto a la voluntad de su madre y hubiese ingresado en un centro.

Respecto a su hermano, no creía que tomase drogas, más allá de un porro de vez en cuando, y precisamente la única vez que ella le dio una calada a un porro fue junto a él, porque su hermano le pidió que si algún día quería beber o fumar un porro lo hiciese delante de él para ver cómo reaccionaba. Así lo hizo y se puso tan mal que jamás ha vuelto a hacerlo, de hecho, no fuma ni tabaco y nunca ha probado otras drogas, de hecho, ni siquiera ha visto cocaína en su vida.

Entiende Isa que Kiko ha mejorado su imagen con esta confesión, y que se le van a perdonar cosas del pasado atribuyéndolas a sus adicciones, pero también pide que la gente sea consecuente con sus actos, porque por esa regla de tres, ella podría ir borracha al Deluxe, decir de todo y que luego dijeran “pobre, si estaba borracha”.

De hecho, ahora está limpio y sigue arremetiendo contra ella en GH DÚO, no mencionándola en la curva de su vida que hizo en el reality y no nombrándola ni a ella ni a su hijo en el blog que escribió en la casa. Esto le ha molestado mucho a Isa, que asegura que hablará con su hermano cuando salga y le dirá lo que no le ha gustado, porque tiene claro que su madre no lo va a hacer.

En todo caso, tampoco quiere centrarse mucho en este tema porque no le gusta discutir “me afecta” dice.

Isa reconoce no tener un apoyo emocional, por eso intenta que nada le afecte mucho “sé que mi madre está ahí, que Dulce está ahí, pero no me siento respaldada”.

Isa no justifica por su problema la ausencia de su hermano en el bautizo de su hijo Alberto, y recuerda que tampoco han ido a ningún cumpleaños del pequeño, pero como a ella se le ocurriera no ir al de su sobrina Ana… y sobre las críticas por sus salidas nocturnas, responde “¡Madre mía! ¡Menos mal que no me drogo ni nada, porque entonces ya me matan! He cometido muchos errores también pero no tiene ni punto de comparación”.

Comentar

Comentarios