Periodistas, Alejandro Albalá e incluso el propio Alberto Isla, ponen en duda las palabras de Chabelita en la portada de Lecturas.

Cuenta Chabelita que el amor entre ella y el padre de su hijo resurgió durante el viaje a París de la pasada semana. Recordemos que, preguntada por ello, la joven contestó que eso “pertenecía a su intimidad”. Lo que no matizó es que con “intimidad” se refería a la revista Lecturas.

Dice que Alberto y ella son iguales, que se entienden muy bien, que no es rencorosa y le ha perdonado todo lo que haya podido pasar.

Recordemos que, según contó Alejandro Albalá en el Deluxe, lo dejó con Chabelita un domingo y el fin de semana siguiente ya estaba con Alberto Isla. Sobre su intervención en el programa, Chabelita declara en la revista que no pudo ver la entrevista entera porque “tanto cinismo me supera” y una amiga la animó a vestirse y salir.

Asegura que Alejandro está obsesionada con ella y que la llamó “guarra” y más cosas cuando se enteró de su viaje con Alberto Isla.

Chabelita se despacha a gusto contra el que aún es su marido, del que está encantada de divorciarse porque siente que se ha quitado “un parásito”. Dice de él que es un manipulador, que sólo estuvo con ella por interés y que es un tacaño y un vago. Y anuncia acciones legales contra él por su entrevista en el Deluxe.

Afirma además que su madre, Isabel Pantoja, ya le advirtió que Alejandro no era para ella y que habló muy seriamente con él para preguntarle de qué vivía y que dónde estaba el dinero que su madre, Paz Guerra, había ganado hablando de su hija “Es mi madre y está conmigo a muerte” dice Chabelita.

Pero, como decíamos al principio, muchos dudan de esta reconciliación. A la periodista Paloma García Pelayo le ha llegado una información por la que el propio Alberto Isla desmiente las palabras de Chabelita “Estoy completamente al margen de todo esto” ha dicho. Para la periodista, ha habido encuentros amorosos entre ellos pero no han vuelto como pareja.

Alejandro Albalá tampoco se cree esta reconciliación, y cree que la portada de su todavía mujer tiene como objetivo provocarle.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios