En Sábado Deluxe, María Lapiedra y Gustavo González mostraron su nidito de amor recién alquilado.

Aunque María Lapiedra vive en Barcelona cuando le toca estar con sus hijas, Gustavo González ha alquilado un piso para que puedan vivir juntos cuando ella pueda estar en Madrid.

El problema es que el piso que ha alquilado Gustavo está… ¡a 50 metros de donde vive su ex mujer! Vamos, del que ha sido su domicilio conyugal. El fotógrafo alega que quiere estar cerca de sus hijos. De hecho, el piso tiene una habitación para ellos y otra estancia para las hijas de María. También comprendemos que quiera seguir viviendo en su barrio de siempre.

Esto conlleva que es probable que María y la ex de Gustavo acaben coincidiendo en la farmacia, el supermercado, el kiosko o el centro de salud. ¿Una provocación? No lo tenemos claro, porque aunque la idea ha sido de Gustavo, María parece estar encantada, demasiado encantada. No nos ha gustado mucho su actitud triunfal al señalar que desde la ventana del dormitorio se ve la urbanización donde reside la familia de su marido.

Pero, lo que no nos gustaron nada de nada fueron las expresiones que utilizó María al referirse a las situaciones incómodas que pueden generarse con la ex mujer de Gustavo, aduciendo que “también se puede ir ella” algo inaudito, hasta ahí podríamos llegar, vamos. No nos gustó que fuese de sobrada diciendo que “se la sudan” los vecinos y lo que puedan decir. Con lo simpática que suele estar María Lapiedra, en esta ocasión no ha estado afortunada.

Algunos vecinos fueron rotundos “Gustavo no ha pensado el daño que puede hacer (…) y los hijos ¿con qué cara le van a mirar (…) son unos guarros los dos” y la más explicita, una señora mayor que espetó “si yo fuese su ex mujer le daría una patada en el culo que no le volvía a ver en la vida”.

El caso es que en Sábado Deluxe han mostrado su nueva casa, muy apañada, por cierto, mostrando casi todas las estancias en un vídeo.

El mismo sábado, el periodista Antonio Montero publicaba el siguiente tweet:

Gustavo ha asegurado que, aunque considera que Antonio está equivocado y el tweet ha sido desproporcionado, ha hablado con él en privado porque le tiene mucha estima y lo han aclarado.

La sorpresa ha llegado cuando Miguel Temprano ha terciado diciendo que Antonio Montero no era precisamente el más adecuado para censurar a Gustavo “no lleva una vida muy ordenada, va por el mismo camino que tú”.

Las palabras de Miguel han molestado a los colaboradores, que se han lanzado a defender la vida privada de Antonio Montero, que hasta el momento no ha hecho pública “cuando sea así, hablaremos de ello” respondieron.

No creemos que esto vaya a abrir un nuevo melón, hace mucho tiempo que Antonio Montero y Marisa Martín-Blázquez se separaron, cualquier información relevante habría salido ya a la luz.

¿Ustedes qué opinan? ¿Es una falta de respeto por parte de la pareja el irse a vivir tan cerca de la ex mujer y los hijos de él?

Comentar

Comentarios