La periodista llamó manipuladora a Chabelita y Dulce contraatacó con algo que la indignó enormemente.

Dulce Delapiedra se sometía este sábado al polígrafo de Sábado Deluxe, conducido por María Patiño ya que Jorge Javier Vázquez estará de vacaciones hasta septiembre.

De nuevo intentó aclarar Dulce que yerran al referirse constantemente a Cantora como el centro neurálgico de sus vivencias y las de la familia Pantoja, ya que realmente han estado muy poco allí. Los lugares en los que realmente han vivido han sido La Moraleja, en Madrid -nada menos que 23 años- y Fuengirola, en Málaga. Aún así, María Patiño, con buen criterio, decidió seguir utilizando el nombre de Cantora para referirse a la familia Pantoja y así agilizar la entrevista.

Sobre el buen resultado de su test de inteligencia, con un 107 de cociente intelectual, Dulce sí cree ser inteligente – a pesar de haber dejado los estudios con 13 años-  aunque masculló que los Pantoja “te absorben y te quitan la inteligencia”.

El polígrafo determinó que mentía al decir que no tenía síndrome de Estocolmo con los Pantoja, pero ella insiste en que no sólo no siente añoranza sino que borraría esos años de un plumazo. Asegura que lo que le hubiese gustado es estudiar y ser deportista de élite.

Dice la verdad Dulce al afirmar que María del Monte no era su amiga preferida de la tonadillera “era muy simpática y niñera, pero mis preferidas eran las amigas de Isabel de toda la vida”. Coincide pues con Chabelita, que ha dicho en varias ocasiones que los verdaderos amigos de su madre son los de toda la vida. Por cierto, que Dulce contó que la Pantoja le había confesado que le hubiese gustado que ella fuese la madrina de Chabelita – lo fue María del Monte- o María Navarro, que según Dulce, se lo merecía mucho.

El polígrafo demostró que Dulce había hablado con Isabel Pantoja después de haberse marchado de Cantora. Ella explicó que la tonadillera le pidió perdón – un perdón que considera sincero- y le pidió que volviese para estar cerca de Chabelita en su embarazo. Después han seguido teniendo muy buena relación “hasta me hizo un cojín bordado en la cárcel- que terminó cuando Dulce decidió salir en defensa de Chabelita ante los ataques de su hermano Kiko.

dulce-deluxe

También dice la verdad al afirmar que no ha tenido absolutamente nada con Foski. Aunque él ha declarado que no tuvo “relaciones completas” con ella, dejando así la duda de si hubo otro tipo de relación o roneo. Con el que sí llegó a más fue con un amigo de Kiko Rivera, que era torero, en Fuengirola. Ahora, a Dulce le gustaría encontrar un novio “deportista y sano”.

Pero cuando se lió la mundial, más que en Rusia, fue cuando Chelo García-Cortés demostró a Dulce enseñando los WhatsApp correspondientes, que Chabelita había pedido, el pasado 28 de mayo, a su madre, que fuese la madrina en el bautizo del pequeño Albertito que se celebrará en julio. Es más, que era el propio Alberto Isla padre quien había tenido la idea. La respuesta de la tonadillera fue negativa porque la situación no es la más adecuada. Recordemos que Isabel Pantoja tiene demandado a Alberto y precisamente esa es, según Chelo, una de las razones por la que se han olvidado de Dulce y recurren a la abuela materna. Si consiguen que sea la madrina, entienden que se quitaría la demanda y además la exclusiva valdría muchísimo más. Jugada perfecta de una manipuladora nata, ya que así califica Chelo a Chabelita.

Esto sentó realmente mal a Dulce, que mantiene que Chabelita jamás le daría la patada y que ha sido la madrina de Albertito desde que estaba en el vientre de su madre. El que Chelo llamase “manipuladora” a “su niña” la enfureció tanto que soltó que Chelo García-Cortés había tirado los tejos a Isabel Pantoja. Que cuando se estaba vistiendo para un evento, en el dormitorio de la tonadillera, Chelo le espetó, delante de ella, “¡Cómo me pones!”. Añadió que la reacción de Isabel fue quedarse a cuadros e ignorar lo que había dicho.

La indignación se apoderó de la periodista que le advirtió que no iba a permitir esas insinuaciones que eran totalmente falsas “yo misma le dije a Isabel durante un viaje a Rusia que la quería mucho, que era su amiga pero que no me ponía nada y que estaba muy enamorada de mi pareja”.

Además, insistió en que Chabelita es una manipuladora “tu niña es una manipuladora, a mí me manipuló y a tí también” y afirmó que es a Dulce a quien “se le escapó” la niña, que cuando se le escapó a ella ya había tenido lo suyo.

La cosa quedó así porque si llegan a seguir discutiendo no sabemos cómo podía haber acabado la noche. El polígrafo finalmente terminó determinando que no creía que Chabelita hubiese sido infiel a Alberto y que deseaba que siguieran juntos porque es el padre de su hijo y tienen una relación maravillosa.

Comentar

Comentarios