Francisco Rivera Ordóñez ha declarado que está “tremendamente dolido” con la aparición de su hermano y su padrastro el pasado viernes en Sálvame Deluxe.

Recordemos que los Contreras, padre e hijo, acudieron al Deluxe para contar que se habían sentido “desplazados e incómodos” en la boda de Cayetano Rivera Ordóñez.

No es la primera vez que esto ocurre, ya que Francisco también uso las mismas palabras para referirse a la entrevista en la que Julián Contreras hijo confesaba que había estado a punto de quitarse la vida, ya que no entendía que se hubiese tenido que enterar por televisión de que sufría una grave depresión.

Pues, esta vez, parecido. Francisco ha dicho que los Contreras tendrían que haberse dirigido a él para aclarar las cosas “Los tíos es lo que hacen, hablar las cosas a la cara”.

Quiere dejar claro que, sobre lo ocurrido en Zaragoza ( donde Julián Jr. aseguró que le habían dado excusas para que no fuera a visitar a su hermano tras la gravísima cogida sufrida, y que llegaron a no contestar a sus mensajes) “De la primera a la última palabra, todo es mentira, y no voy a permitir que se intente dejar en evidencia a mi mujer” y añade que sobre el resto de mentiras que dijeron, no va a hablar.

En Sálvame, la periodista Ángela Portero afirmó que los Contreras habían exagerado las circunstancias para poder hacer un plató, y que ella considera que sí les dieron su sitio, y que Julián hijo no puedo estar en mejor mesa “le sentaron con su prima Belén, con Kiko Rivera y con Tana, la hija de Fran” y que, en todo caso, si se sintieron incómodos, tendrían que haber esperado a la hora de las copas, donde todos se juntan y pueden hablar, y no irse dos horas antes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios