Francis Montesinos se declara inocente, y confía en la justicia, tras ser puesto en libertad con cargos, acusado de abuso de menores. Sus allegados creen saber de dónde viene esta imputación.

La Otra Crónica del diario El Mundo, ahonda en este asunto tan espinoso que puede acabar con un mito de la moda. Su tienda, a pesar de las horas bajas que vive la moda española, tienen las cuentas saneadas, pero sus trabajadores están preocupados por cómo un escándalo así puede afectar a la firma.

El martes pasado, el diseñador, de 63 años, fue detenido en el refugio de Llíria, Valencia, donde quería retirarse. La Guardia Civil sometió su vivienda a un exhaustivo registro, y tras pasar la noche en el calabozo, fue puesto en libertad con cargos. Se le acusa de abuso de menores. Las víctimas tenían 7 y 13 años cuando, presuntamente, sucedieron los hechos.

El modista ha emitido un comunicado en el que manifiesta su absoluta confianza en la justicia, en la convicción de que su inocencia quedará demostrada “me repugna todo lo que pueda referirse a abuso y explotación de menores y de cualquier tipo de desamparados”.

Sus allegados apuntan a que todo es obra de una pareja brasileña que tenía y que vivía con él. El brasileño ya está en prisión desde 2013 y le habría involucrado por venganza. Su musa e íntima amiga, Paola Dominguín, se suma a esta tesis “es inocente, no tiene nada que ver. Viene por otro lado, pero no voy a decir nada más”.

Muchas personas de su entorno profesional, algunos muy famosos como Rafael Amargo o Roberto Verino, se han posicionado claramente a favor de Francis Montesinos, y en general, no dejan de llegar testimonios que, no solo consideran descabellada la acusación, sino que además cuentan y no paran sobre la calidad humana del diseñador, muy generoso y solidario.

Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos, pero la prudencia y el respeto a la presunción de inocencia deben primar ante todo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios