En un par de semanas, habrá sentencia para el juicio civil que ha enfrentado a Belén Esteban y su ex representante.

Cuando se tenga el fallo judicial, ambas partes podrán recurrir si no están conformes. Según el reportaje firmado en la revista Pronto por el periodista José de Santiago, fuentes cercanas a Belén Esteban aseguran que si ésta gana el juicio, denunciará por lo penal a Toño Sanchís por estafa y falsificación de documentos.

A pesar de lo nerviosa que se mostró la princesa del pueblo al llegar al juicio acompañada de su pareja, Miguel, temiendo el cara a cara con los acusados, ni Toño ni Lorena se presentaron. No era necesaria su presencia porque la única que tendría que testificar como administradora de la empresa de Toño es su mujer, Lorena, pero los abogados de Belén decidieron que su testimonio no era necesario. Se ve que Belén no había sido informada de esto o que pensaba que iban a presentarse igualmente, algo que no hicieron, según Toño Sanchís “por no alimentar el circo”.

Recordemos que Belén le pide a su ex mánager los más de 465.000 euros que según ella le debe – otros 300.000 ya le han sido ingresados – y que Toño asegura que son cantidades que la propia Belén le pedía que le guardase por si la pasaba algo.

Pero, al parecer, en el juicio -presidido, como ya se había adelantado, por una juez sustituta – un perito aportado por la defensa de Belén, habría ratificado que se falsificó su firma en varios documentos y que se abrieron cuentas bancarias sin que ella lo supiese.

Belén insiste en que el contrato de representación marcaba un 20% de comisión para el mánager, pero Toño asegura que llegaron a un acuerdo verbal, debido a la confianza que existía entre ellos, para que el porcentaje fuese del 30% en los contratos de televisión y el 50% en  los de publicidad.

Los abogados de Belén también aportaron dos importantes testigos: el ex socio de Toño, Agustín Etienne – actual pareja de Arancha de Benito – y la ex secretaria que afirmó que a Belén se la abonaban 12.000 euros al mes y que Toño dejó entrever que el resto del dinero se lo guardaba para que no lo dilapidara. Cuando Belén protestó porque le parecía poco dinero para lo que trabajaba, la cantidad se incrementó.

Como suele suceder, ambas partes aseguran estar tranquilas y satisfechas del desarrollo del juicio. Veremos lo que ocurre tras la sentencia, pero todo indica que esto no ha hecho más que empezar.

Imagen: Telecinco

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios