Miriam Saavedra y Patricia Steisy han protagonizado una auténtica pelea de gatas en Sábado Deluxe.

La pasada semana, Carlos Lozano afirmó en el Deluxe que Miriam Saavedra le había dicho cosas tremendas sobre él a Patricia Steisy “es tan grave lo que le ha dicho que podrían llevarla con grilletes” aseguró el presentador.

Steisy ha acudido esta semana al mismo programa para dejar claro que no ha traicionado a Miriam Saavedra, ya que asegura que se lo contó con toda la intención para que lo filtrase.

Steisy considera que hubiese sido una traición si se lo cuenta una amiga en confianza, pero que Miriam no es su amiga y que además no se lo contó precisamente para que guardase el secreto.

Dice que no considera a Miriam mala persona de ir haciendo daño a los demás pero cuando los celos se le van de las manos o no consigue lo que quiere, es incapaz de reconocer su culpa, todo es culpa de los demás.

Ya delante de ella, Steisy insistió en que no era su amiga, que se conocieron en Supervivientes pero que ella se fue al palafito y ya no supo más de ella. Pero, esa noche, reconoce que Miriam estaba muy mal y comenzó a llorar y a contarle lo amargada que estaba con Carlos Lozano porque le criticaba todo lo que hacía, desde la comida hasta cómo hacía la cama, y que ni siquiera tenían buena sintonía sexual.

En eso momento Miriam replicó que ella sí la consideraba una persona de fiar y buena gente y que la invitó a desahogarse asegurándole que no iba a ir a un plató a contarlo. Ahí saltó Steisy contestando que en ningún momento le dijo eso, que es más, le preguntó que cómo le contaba a ella esas cosas teniendo a sus amigos Samira y Pablo, y Miriam le contestó que no lo hacía porque ellos filtraban las cosas.

Ahí saltó la venezolana exclamando que no metiese a terceras personas “He venido de buena fe, calmada, pero veo que eres falsa, ruin, mentirosa, mala y una sinvergüenza”.

Entonces se enzarzaron en una discusión – ambas en pie y accionando- y no se entendía nada de lo que decían.

Al menos, sí pudimos escuchar con claridad de boca de Steisy que una de las cosas que le contó Miriam es que le hizo un conjuro a Carlos Lozano para enamorarle bastante asquerosito: mojar sus braguitas usadas en su refresco.

Para terminar, contó también que aquella noche Miriam demostró sus dotes como actriz “estaba bien y de repente llama Carlos y le contesta llorando desesperada. Estás desaprovechada, estás perdiendo dinero, tú tienes que ir a Hollywood”.

Comentar

Comentarios