El Universal Music Festival, concluyó este lunes 27 de julio, con una actuación triunfal de El Barrio en el Teatro Real de Madrid.

El Barrio-Universal Music Festival

Con nada menos que setenta músicos sobre el escenario -su habitual grupo de acompañamiento, un coro gospel, una big band y una orquesta-, una enorme pantalla de proyección, un arreglo musical tremendamente señorial, una puesta en escena de auténtico lujo, un sonido y unas luces de extraordinaria calidad y la ovación cerrada de sus barrieros, aparecía en las tablas José Luis Figuereo Franco, El Barrio, a los acordes de “He vuelto”.

El Barrio-Universal Music Festival

Con su sonrisa franca, su sempiterno sombrero y ese tremendo empaque de gran artista que le distingue, el concierto, como los buenos coches, se puso de cero a cien en cuestión de segundos. Batalla ganada con la primera descarga, vaya, con lo que aquello fue un subir y subir de aproximadamente dos horas y media. “El viejo verano”, de su disco Espejos, fue la segunda pieza escogida y el espectáculo sonoro, lleno de emoción, alcanzó un peldaño más sin esfuerzo alguno.

El Barrio saludó cariñosamente a sus enfervorizados seguidores, se quitó la chaqueta y atacó “Adiós amor”, de su disco Hijo del Levante -álbum del que procedía el grueso de temas del repertorio de la noche. Después paró para recodar esa edad mágica, los 17 años, de modo simpático y cariñoso, recordando que es la etapa de la vida en la que todos conocemos el amor. Era la antesala de uno de los temas nuevos de la noche, “No volveré”, que fue espléndidamente recibido por un apasionado público, al igual que el siguiente: “Toreando el destino”.

 El Barrio-Universal Music Festival

Disfrutando de una conexión total, grupo, big band, coro y orquesta iban ofreciendo nuevas dimensiones en unos arreglos que magnificaban el ya de por si altísimo potencial de unas canciones que enganchan con los sentimientos a la primera, que revuelven el corazón y convierten pequeñas y cercanas historias de amor en grandes epopeyas románticas. Fue el caso de una sobresaliente “De lobo a cordero”, seguida de otro de los grandes clásicos del artista gaditano: “Mi amor” (Para todos los públicos), llena de personajes y referencias infantiles, Qué gran momento.

Otro estreno, este a tiempo de reggae, llegó con “Amarás la noche”, y de nuevo la recepción fue extraordinaria; otro tema destinado a triunfar, con un estribillo pegadizo de los que da gusto cantar y con el que dio paso a la templada y suave “Cuando el río suena” y después otra formidable canción del ídolo: “Adiós amor”.

El Barrio-Universal Music Festival

En este punto aprovechó El Selu para recordar a la gran figura de la rumba que fue Peret, con quien hizo una canción que estrenaría a continuación, “Hola ¿Cómo estás?” y, acto seguido, el tema “Tú solo tú”, interpretado por el grupo de voces que acompaña al solista, sirvió para que éste desapareciera unos minutos del escenario.

El regreso del ídolo se hizo a los sones de “Un repasito”, en donde El Barrio muestra a las claras su filosofía llana y directa, su personal modo de entender la vida y la música. La próxima parada la haría hacia el sur del sur con todo el exotismo que aporta la canción “Vendimias moras”. De vuelta al ensueño romántico con “Buenas noches amor”, fue el preludio de otro de los estrenos de la noche, “Un mísero currante y punto”, la historia de alguien que se ha “currado” al amor y se lo hace saber a quién le despreció.

A continuación otra historia musical marca El Barrio, del Sr. Zapatones, aquel que mira con ternura y nostalgia como cumple su ciclo vital una hija, para dar paso a una canción dedicada por el artista a su mujer, “Amada mía”, y, sin tiempo para coger aire, un medley con sus temas más populares: “¿Quién Soy?”, “Buena, Bonita y Barata” y “Pa Madrid”. De este modo, enfiló El Barrio el callejón del adiós con su himno característico, “Orgullo”, y, ya como bis, “Cántame amor”. Fue el colofón para la gran noche de esta primera figura del pop nacional, esa noche en la que todos los sueños que es capaz de fabricar explotaron sobre el escenario del Teatro Real, desparramando entre los barrieros de toda condición sus esencias más puras. Esas que hacen de El Barrio un artista único e inclasificable.

Con esta actuación, concluye la primera edición de un Festival que ha cosechado un enorme éxito, con una masiva afluencia de público hasta el Teatro Real de la capital, que abría por primera vez sus puertas a un evento de estas características, el Universal Music Festival, que ya puede considerarse, por derecho, como referencia de eventos del máximo nivel en la capital de España.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios