La respuesta a Isabel Pantoja por parte de Dulce en el Deluxe empezó tibia pero acabó siendo explosiva.

Dulce apareció en plató dispuesta a hacer un alegato con atril y bandera, como el de Jorge Javier, pero se quedó en blanco. Se la veía excepcionalmente nerviosa. Cuando se sentó junto al presentador, la entrevista comenzó con respuestas tan tibias que nos temimos que sería de nuevo una noche de mucho ruido y pocas nueces. Parecía que lo único que le había dolido a Dulce era que Isabel Pantoja dijese durante la llamada que debería volverse a Cataluña con su familia. Pero, poco a poco, ante un Jorge Javier que perdía la paciencia al mismo tiempo que la perdíamos los espectadores, se fue soltando.

Para Dulce, la llamada de Isabel Pantoja estaba cargada de “prepotencia” y “soberbia” y afirma que no tiene perdón de Dios que la responsabilice a ella de todo. Desmiente que apruebe todo lo que hace Chabelita “no quiero niñatos en su vida que tenga que mantener, quiero que se divierta con sus amigas” y reconoce que estaba feliz porque hubiese vuelto con el padre de su hijo. De hecho, a su nuevo novio, Omar, ni le conoce ni quiere conocerlo, e impidió que una madrugada de este verano, entrase en su casa, en el Puerto de Santa María, con tres chicos, estando en la casa el pequeño Alberto, tras lo que Chabelita durmió en un coche.

deluxe-dulce-jorgejavier

No entiende la doble vara de medir de la tonadillera, que nunca ha dicho nada de su hijo habiendo sido mucho peor que Chabelita “de todos es sabido lo que ha hecho Kiko” relatando que que muchas noches ha tenido que salir a buscarlo sin encontrarlo, mientras su madre estaba en casa preocupada, y que vivía en la casa con las chicas que conocía hasta que se independizó. Pero, Isabel nunca le dijo nada a su hijo. Recuerda Dulce que si ella habló públicamente fue porque Kiko Rivera se había sentado en un plató a tirar por tierra a su hermana “Kiko es el menos indicado para hablar de Isa” dice Dulce.

Asegura Dulce que ha luchado mucho “contra corriente” por la educación de Chabelita, sin ser su cometido, advirtiendo que dar una buena educación no es solo llevar a buenos colegios y ya está todo hecho “hay que estar cada día apoyándola y exigiéndole”. Y es ahí donde abrió la caja de los truenos, afirmando que era ella y no Isabel Pantoja la que se ocupaba del día a día de Chabelita: de acudir al colegio, a las reuniones, a hablar con los profesores, llevarla al médico o al dentista, y de cuidarla día y noche cuando estaba enferma. Vamos, como bien dijo Belén Esteban, no la dejó en muy buen lugar como madre, precisamente.

Además, aportó un dato que no sabíamos: Chabelita no acabó el Bachillerato porque el cambio del Colegio Británico de Madrid al Internado de Jerez le afectó

Relata Dulce que la única baja que se cogió en su vida, cuando su espalda dijo basta, la pasó aislada en una habitación, sin que nadie se atreviese ni a preguntarle cómo estaba por miedo a contrariar a Isabel Pantoja.

Dulce relató el incidente que Isabel Pantoja calificó en su llamada de “allanamiento de morada”. En marzo de 2016, llegó a Cantora para recoger las cosas que todavía tiene allí y pidió a Juan, hermano de Isabel, que avisase a ésta. Al ver que nadie le abría la cancela, llamó a Anabel pero sin resultado. Tras estar esperando toda la tarde hasta la noche, decidió salgar la valla y entonces, Juan comenzó a insultarla gravemente y exigirle que se fuera. Isabel sí se acercó con la intención de hablar con Dulce pero su hermano no la dejó y acabó por unirse a los insultos con un “me c… en tu p.. madre” qu dolió muchísimo a Dulce “Isabel sabía lo que mi madre significaba para mí”. Añade Dulce que “les hubiese gustado matarme y enterrarme allí” matizando enseguida que era “una forma de hablar”.

En todo caso, en Cantora han sucedido situaciones realmente surrealistas, como que Dulce, o sea, la empleada de hogar, le dejase 500.000 pesetas al hermano de su jefa, Isabel Pantoja, y para ello le tuviese que pedir a ésta un adelanto.

También quiso dejar claro que no vive de Chabelita “no vivo de ella, me cuesta dinero”, que reconoce que “su niña” le contesta mal cuando le dice las cosas que no quiere oír y que lo que necesita es mucho cariño.

Acusó a Chelo García – Cortés de estar bajándose los pantalones toda su vida, y no entiende cómo Isabel Pantoja pudo contactar con la periodista después de que ésta llamase a Chabelita “manipuladora, niñata y fría”.

Asimismo, señaló que la tonadillera utiliza a Aneth, amiga y defensora de Chabelita en GH VIP, para saber de su hija. “No me gustan las correveidiles” le espetó Dulce.

Pero, fue Aneth la que provocó que Dulce se derrumbase totalmente, cuando le recordó que esa misma tarde Isabel Pantoja le había interpuesto dos demandas y que también le habría llegado una advertencia de sus abogados para que tuviese cuidado con lo que iba a decir. Durante la publicidad, no pudo con la presión y cuando volvieron a estar en directo, María Patiño explicó, ya que el llanto de Dulce le impedía casi hablar, que ésta le había contado cosas durante la pausa que le habían hecho llegar a la la conclusión de que Chabelita había normalizado cosas y situaciones que ningún niño de su edad hubiese normalizado. Que la niña había vivido situaciones tremendas, y que algunas tenían como protagonista a un miembro de la familia que hasta ahora había pasado desapercibido: Juan, hermano de Isabel.

Entre lágrimas, Dulce advirtió “que no me llegue ninguna demanda, que entonces contaré cosas muy delicadas” añadiendo que Isabel Pantoja había sido “muy injusta y muy cruel conmigo”.

Los espectadores vimos que Dulce se marchaba del plató no solo triste sino directamente como una zombie. Minutos después, el presentador comunicaba que estaba siendo atendida por los servicios médicos de Telecinco.

Una vez Dulce fuera del plató, el periodista Antonio Rossi se preguntó cómo era posible que Isabel Pantoja “permita ese ambiente en su casa y determinado tipo de cosas”.

Asimismo, Jorge Javier Vázquez anunció que Chabelita había escrito a su novio Omar a través de su blog y que esta noche, podrá escuchar la llamada de su madre a Sálvame. Esto último, creemos que pueda tener consecuencias muy graves para la joven, que esta misma semana creía imposible que su madre hubiese hablado sobre ella en ningún sitio.

Comentar

Comentarios